De porqué la Navidad nos incita a entrar a la cocina

Por: Alberto De Legarreta

Con la llegada de diciembre, la actividad culinaria se intensifica en los hogares mexicanos. Ya sea por las fiestas religiosas o por el puro placer de terminar un ciclo anual más, la gente se reúne con sus seres queridos para festejar y para compartir esos platillos especiales de los cuales cada familia se siente orgullosa y sobre los cuales ha construido su tradición anual.

Es la época del año en la que se desempolvan los hornos, se reviven las viejas recetas y se reencuentra uno con el cocinero que lleva dentro para compartir estos ocultos talentos con los seres queridos. Todos tenemos un tío, una abuela o similar que se enorgullece de obsequiarnos su platillo estrella año tras año.

Es cierto que todas las fiestas del año suelen ser acompañadas por grandes comilonas; y no sorprende que así sea: después de todo el convivio comensal es el mejor modo de integración que el ser humano conoce. Entonces ¿por qué este repentino despertar culinario es tan particular en las fiestas decembrinas? ¿Qué nos mueve más que en otras épocas a no sólo ser parte del convivio, sino aportar directamente en la creación de las delicias que en él se compartirán?

Se me ocurren dos razones. La primera, hija de la mercadotecnia, es la costumbre del regalo navideño. A pesar de sus orígenes puramente comerciales, la idea de regalar algo de valor a nuestra gente querida es ya una costumbre que casi cualquiera realiza con verdaderas buenas intenciones. Y no hay nada mejor para regalar que algo hecho con nuestras propias manos y que podemos compartir con todos.

La palabra compartir me lleva a la segunda razón: en una época en la que impera el sentido de integridad y unión, y uno busca estar en compañía de los seres queridos, no hay nada mejor que compartir alimentos. La misma etimología de la palabra lo dice: “compañía” viene del latín “cum-panis”, es decir, “con pan”, porque es al compartir el pan es cuando verdaderamente estamos integrados.

Es por estas razones que la actividad culinaria se despierta en muchos de nuestros parientes, con tanto placer y auténtica buena voluntad, cada fin de año. Aunque nunca falta el pastel de frutos secos de la suegra que en realidad nadie espera con ansias…

Y es por eso que también es una excelente época para los negocios de alimentos y bebidas, quienes además nos proporcionan un espacio adecuado para círculos de convivencia menos íntimos, como el de nuestro empleo o compañeros de estudio.

Yo quisiera preguntar al lector, ¿cuál es su platillo familiar decembrino favorito?

 

4 comentarios en “De porqué la Navidad nos incita a entrar a la cocina

  1. Uy, pues son muchos: los Romeritos de mi Tía Norma, el caldo de Camarón de mi Abuelita Adelina, el Rollo de hojaldre y la Ensalada de manzana de mi Mamá, la Pasta almendrada de mi amiga Elena y mi propio Atole de mamey (de masa, claro).

    Ahora que lo mencionan, me encantaría recordar cuál era el platillo especial de mi Abuelita Gloria… voy a preguntar a la familia.

    Provecho!!!

    Me gusta

    1. ¡Ay, qué buena comilona, Javier! jaja. Yo la verdad ya me antojé mucho de la cena de Navidad con este post, del pavo jugocito de mi mamá… lo bueno es que sólo falta una semana… 😛

      Me gusta

  2. Por cierto, el mío es el relleno del pavo navideño que hace mi abuela materna. Es una de esas recetas que uno mataría por tener, ingrediente por ingrediente y con cantidades infalibles, pero que en realidad son irreproducibles sin los años de experiencia y sagacidad culinaria propia de la gente que ha dedicado su vida al arte culinario.

    Me gusta

  3. Ya contesté en twitter, pero lo reafirmo: el delicioso caldo de champiñón de mi madrina es la opción. Calientito y picosito, con pan, champiñones (evidentemente) y limón, es un levanta muertos natural.

    ¡Oh, ya se me antojó!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s