Roscas mestizas: hermanastras deliciosas

Por: Alberto De Legarreta

Twitter: @albertotensai

 

La rosca de reyes, tan tradicional en México, tan rodeada de nuestros rituales y tan impregnada de nuestros sabores, tiene un símil estadounidense que se conoce como “King Cake”. Ambas roscas son hijas de la tradición europea y cristiana, pero son tan diferentes como dos medias hermanas con el mismo padre y diferentes madres.

Mientras que nuestra rosca se consume principalmente el día de Epifanía (el día de reyes), la versión estadounidense se populariza más al final de la temporada del Carnaval, justo antes del inicio de la Cuaresma. Pero ambas se sirven con la misma finalidad: festejar una fiesta cristiana, la manifestación de Cristo a los gentiles.

Los tiempos modernos han provocado que esto se olvide en muchos hogares, pero todos seguimos buscando comprar la rosca. Hoy en día lo hacemos no sólo por su delicioso sabor, sino también para saber “a quién le tocan los tamales”. El “King Cake” también tiene la tarea de designar al anfitrión para la siguiente fiesta del Carnaval.

Así, parece que los motivos originales y los modernos hacen de las roscas hermanas muy similares. ¿Cómo dos culturas tan diferentes han conservado una tradición tan similar? ¿Dónde está la expresión de la identidad de cada una? ¡En la gastronomía, desde luego! La adaptación gastronómica de la rosca en sí misma es donde encontramos una radical diferencia.

Resultado de la mezcla de franceses, españoles y americanos, el “King Cake” es un rollo de canela trenzado, de masa frita como una dona y con un glaseado tricolor encima. Los colores (morado, verde y dorado) representan justicia, fe y poder, respectivamente. Este simbolismo es un invento moderno muy alejado de la costumbre religiosa, que fue adoptado para el Carnaval en sí y, sólo por extensión, plasmado en la rosca. Nuestra rosca de reyes, como muchísimas de nuestras costumbres, es más conservadora y fue heredada directamente de los españoles, aunque con algunos sabores nuevos (como un toque de vainilla) y frutas cristalizadas más comunes en nuestro país.

La adaptación gastronómica refleja la riqueza de ingredientes, técnicas culinarias y costumbres de consumo de cada cultura. Sería inútil discutir cuál adaptación es mejor que la otra, puesto que nuestros gustos -y nuestros juicios- también están igualmente determinados por quienes somos, por nuestra identidad gastronómica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s