Información + Formación

Por: Emilia Kiehnle

Twitter: @kiehnlem

 

“Soy un adicto a la información”, me dijo un amigo hace unos días. Y debo confesar que yo también lo soy. Quizás sea por la naturaleza de mi trabajo, que me tiene conectada a internet la mayor parte del tiempo, pero a raíz del comentario de mi amigo me di cuenta de mi necesidad de estar al pendiente de lo que se dice en las redes sociales, en las noticias y publicaciones diarias. Incluso, si un día no prendo mi computadora (lo cual es muy raro), me siento desconectada, fuera del mundo.

Francamente, no creo que esta actitud sea del todo sana. Por un lado, me parece una maravilla tener a la mano nuevas tecnologías de comunicación y tantas herramientas para obtener información de lo que se desee, pero habría que ver qué tanto las utilizamos para conocer realmente. Y con “conocer” me refiero a asimilar, a tomar la información, pensarla y usarla para la propia vida.

Soy una firme partidaria del desarrollo tecnológico, pero también reconozco que los grandes avances en este rubro han provocado un fenómeno que no se había dado antes en la historia: el exceso de información. La gran cantidad de información disponible, y de un modo tan rápido, inmediato y cambiante, puede hacer que las personas padezcan de una acumulación de hechos y datos no digeridos.

La gran paradoja de la información es que entre más se tiene, menos se procesa, pues se dispone de menos tiempo para digerirla, hacerla propia y aplicarla. En consecuencia, se vuelve más difícil tener convicciones propias bien arraigadas y, por lo tanto, se complica tener un sentido firme y claro para nuestro actuar.

Acumular información no requiere de mayor ciencia; basta con una buena memoria y una nutrida fuente de datos. Pero para pensar se necesita tiempo y cierto entrenamiento.

El gran riesgo de no pensar y de enfocarse únicamente en el aprendizaje de información es caer en el relativismo: concluir que todo es tan complejo y cambiante que da lo mismo una postura que otra. Y el problema con el relativismo es que conduce a la apatía. El dicho de “cada quien su vida” en el fondo está diciendo “no me importa la vida de los demás”. No podemos renunciar a la verdad, o por lo menos a la creencia de que hay cosas más verdaderas que otras.

Es cierto que nadie tiene la verdad en la mano, pero bien vale la pena hacer el ejercicio de buscarla, pues la carencia de verdad implica, en última instancia, la carencia de sentido. ¿Y cómo se hace esto? ¿Cómo se busca la verdad en un mundo de información cambiante? La solución que nos daban en la facultad de filosofía, y que a la fecha suscribo, era el diálogo.

La respuesta a esta paradoja no está, como podría sugerir alguien, en abstenerse de recibir la información (porque, además de inútil, es una opción imposible), sino en darse el tiempo para compartirla, discutirla y analizarla. Escuchar otras opiniones y defender las propias con argumentos razonados, ejercita nuestro pensamiento y nos hace más críticos y capaces de discernir qué nos sirve y qué no de entre la enorme vorágine de datos.

Es una gran maravilla de nuestro tiempo el poder obtener información gracias a las facilidades que nos aporta la tecnología, pero es importante no olvidar analizar, con un punto de vista crítico, la veracidad y la aportación auténtica de los datos recibidos. Pensar no es una actividad que se acaba algún día, como llegar al final de un camino, sino que se ejerce durante toda la vida. Es algo que requiere de constante entrenamiento. Igual que un músculo se atrofia por la falta de ejercicio, el pensamiento languidece si no se sigue formando. Y la información, lejos de terminarse, seguirá llegando, y a pasos agigantados.

5 comentarios en “Información + Formación

  1. Muy buen post, justo es lo que estamos tratando en clase de Sociología.

    Les recomiendo dos libros que tratan justamente de esos temas de exceso de información,
    Icónicas Mediáticas y Sociedades Icónicas, el segundo está más enfocado a las imágenes pero lo que llevo del primero trata acerca de la sociedad de la Información y la Sociedad informacional.

    Me gusta

      1. El de sociedades Icónicas son tres textos de Diego Lizarazo, Bolívar Echeverría y Pablo Lazo.
        El de icónicas mediáticas Mauricio Andión, Vicente Castellanos y Jesús Elizondo.
        La editorial es S. XXI.

        Me gusta

  2. Es cierto: por desgracia y frecuentemente cunde la frivolidad en las redes sociales con comentarios superficiales y en Internet actualmente se tiene una miríada de datos a la mano, pero ¿cuáles son los realmente trascendentes, confirmados y verdaderos? Y además, ¿con qué enfoque se usan?

    Creo que es importante hacer notar que no es simplemente el contar con esta herramienta de manera inmediata, sino que eso significa una formación, un criterio y una personalidad por parte de quien la consulta. Una de las grandes fallas de la educación tradicionales la de simplemente repetir patrones y reproducir el status quo en vez de establecer maneras de que la gente piense, razone, analice y con ello termine tomando sus propias decisiones en vez de memorizar como pericos, que es lo que se acostumbra.

    Si uno no tiene la idea exacta de lo que desea localizar en la red, pues por buena y rápida que la herramienta sea no va a pensar o decidir por la persona que la usa. Es necesario, por tanto, el saber de antemano qué se necesita y cómo se localizará.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu comentario.

      Además de saber discernir entre los datos verídicos y los superfluos, la formación del pensamiento crítico sirve para ir más allá del mero dato y tomar sus aplicaciones y consecuencias prácticas para la vida. No sirve de nada saber muchos datos (aunque todos sean verídicos y profundos) si no se sabe vivir, si no se sabe procesarlos para aplicarlos en la vida.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s