Lo bueno, lo malo y lo feo del vegetarianismo

Por: Margot Castañeda

Twitter: @martxie

“Nada beneficiaría tanto a la salud humana e incrementaría las posibilidades de supervivencia de la vida sobre la tierra como la evolución hacia una dieta vegetariana.”

 Albert Einstein

“Somos lo que comemos” es una frase adoptada recientemente por los líderes de la difusión del vegetarianismo como corriente “de moda” y utilizada para convencernos de renunciar a las delicias cárnicas para mejorar nuestros hábitos alimenticios. Pero, ¿qué significa ser vegetariano?

El vegetarianismo ha dejado de ser únicamente un estilo de alimentación saludable; se ha convertido en un movimiento político, en una revolución social y ecológica que dice buscar el bienestar del planeta y combatir el hambre en el mundo. A pesar de contar con un discurso estudiado y bastante difundido, creo que tiene –no tan escondidos- algunos aspectos engañosos  que hay que considerar antes de decidir si unirse o no.

El mismo término “vegetariano” se puede interpretar de diversas maneras.  Actualmente en México, se les adjudica este adjetivo a las personas que repudian el consumo de la carne y productos de origen animal; pero no a los amantes de los vegetales. Es diferente, ya que el hecho de preferir el consumo de frutas y verduras sobre los productos cárnicos no significa estrictamente que deban eliminarse por completo estos últimos.

Los vegetarianos afirmamos que una dieta vegetariana es mucho más saludable que aquella que integra cárnicos. Es cierto también, que si consumimos carne debemos cuidarnos del colesterol y los infartos, además de que la fibra vegetal es ideal para combatir estos padecimientos.  Pero igual de cierto es que una dieta sin
carne puede causar anemia y problemas en el sistema nervioso debido a la carencia de hierro, de vitamina B12 y de esos 8 aminoácidos esenciales que nuestro cuerpo no sintetiza.

No me interesa profundizar en temas nutricionales, pero sí remarcar que es el amplio consumo de frutas y verduras lo que realmente hace al vegetarianismo saludable, pero no la exclusión de la carne.

Tampoco estoy a favor del consumo abusado de la carne. En México es muy común que los comensales sobrevaloremos la participación de la carne en la dieta y los banquetes exquisitos. Es por eso que es difícil, aunque cada vez menos, encontrar restaurantes y/o menús vegetarianos atractivos. Nuestra educación alimentaria nos lleva a pensar que una comida sin carne, no es una buena comida, ni siquiera suficiente. Si le preguntamos a un nutriólogo cuál es la cantidad necesaria de proteína que debemos consumir al día, traducida en gramos de carne o derivados, nos sorprenderíamos de la respuesta (aproximadamente 120 gr. al día). Necesitamos una mínima cantidad, ni siquiera parecida a las cantidades que los mexicanos estamos acostumbrados a ingerir diariamente.

A veces me parece increíble como los cocineros mexicanos, famosos o no, se empeñan por incluir la presencia cárnica en todos los platillos por simples que estos sean. Alguna vez me encontré trocitos de tocino frito flotando en una sopa de verduras. ¿Acaso creemos que las verduras no tienen sabor por sí solas?, o ¿consideramos que una sopa de verduras sin algo de carne es un platillo soso? No lo creo.

En fin, los fundamentos del vegetarianismo pueden ser de carácter ético, social, ecológico, religioso, físico, etc. Todos estos son igual de controversiales y pueden profundizarse, debatirse, contradecirse y confundirse a la vez. Lo más importante es rescatar lo bueno de ser vegetariano. No es necesario condenar el consumo de la carne, pero sí reducirlo mucho. Podemos alimentarnos con inteligencia, esto significa: considerar todos los beneficios y riesgos, tanto del consumo excesivo de la carne, como el de su eliminación completa de la dieta. Si lo hacemos así, en automático estaremos adoptando un estilo de alimentación saludable y consciente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s