De Gira por Europa Coro Kantorei

Por: Santiago Piñeirúa

Twitter: @spineiruaz 

 

Hace unas semanas, tuve la oportunidad de acompañar al Coro Kantorei del Colegio Cedros UP, el cual, después de años de trabajo,  realizó una vez más una gira por Europa.

Lejos de hacer una reseña sobre la gira, la intención de este texto va enfocada al impacto que los niños y jóvenes del coro experimentaron con este viaje. Los miembros del coro son alumnos desde los 7 años de edad hasta los 18 años, edades cruciales para optimizar la trascendencia que una experiencia tan inusual. Por supuesto, al comenzar el viaje empezaron las sorpresas…

Entre los miembros del grupo habían varios que ni siquiera había viajado en avión, y de pronto tuvieron que subirse a seis vuelos en un lapso de doce días, y ni se diga la impresión en sus rostros al encontrarse con monumentos como la torre Eiffel, el museo de Louvre, el Vaticano o todas las obras de arte que abruman la vista del turista en Florencia.

Imaginen ustedes lo que puede enseñar a un niño o un joven el llegar a Italia por primera vez y pasar seis horas bajo la lluvia sin saber si tendría hospedaje ese día (pues donde se supone que nos recibirían simplemente no nos abrieron) o experimentar el robo de cuatro carteras y una bicicleta, o perderse en las calles de Roma tratando de resolver estos imprevistos. Tener que tomar taxis en idiomas desconocidos para atender emergencias como el llegar a tiempo a un concierto o regresar a dormir después de la hora en la que el transporte público cierra se suma a la lista de  anécdotas inesperadas. Dicen por ahí que lo que no mata engorda, y es verdad.

El punto es que no sólo hubo un objetivo educativo cumplido en todo lo que implica la preparación de los conciertos, sino que este viaje contribuyó mucho más profundamente a que los integrantes del  coro vivieran cosas que la mayoría de los habitantes de este planeta no tendrán oportunidad de experimentar en su vida. La convivencia entre las personas, el contacto directo con la cultura europea, monumentos, esculturas, pinturas y demás obras de arte sumadas a la novedad de un evento tan singular como el viaje, influyen en  la formación de los estudiantes de manera vivencial y tangible y sin duda ofrecen un complemento claro a su desarrollo humano.

El objetivo principal del coro, como parte de una institución educativa, es fomentar el desarrollo integral de las personas. Actividades como esta gira acercan a la gente a la cultura, la promueven entre los jóvenes y niños e invitan a la superación y la perfección del trabajo. Por supuesto, nos encontramos con piedras en el camino, pero eso nos hizo más fuertes y, al recordarlas, nos dan una sana dosis de buen humor.

 En resumen, llegamos transformados y considero que somos mejores seres humanos después de este viaje. Definitivamente he obtenido más de lo que esperaba con esta gira, pues simplemente no se limitó a agregar cinco conciertos más a mi currículum sino que me ha dado mucha más perspectiva como profesional, ha agregado experiencia a mi carrera, he aprendido a adaptarme a circunstancias  inesperadas y aprendí unas cuantas palabras extranjeras.

 

Bon jour, queridos lectores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s