El mito de Mahler y la música clásica

Por:  Santiago Piñeirúa

Twitter: @spineiruaz

 

Infinidad de personas suelen comentar que la música clásica no es para todos, que no es lo suficientemente atractiva o que es demasiado densa. La música clásica, dicen, requiere de mucho esfuerzo mental o una disposición especial para poder llegar a tolerarla, no digamos disfrutarla.

Aunque por lo general me pelearía con esta concepción, hay una parte de verdad en esto si se toma desde un punto de vista particular: la falta de conocimiento de las obras. Es cierto que no se disfruta igual una pieza cuando se conoce algo de su historia, contexto o intención que cuando no se tiene idea de qué se está escuchando. A mí me gusta comparar la experiencia de escuchar y disfrutar una obra musical a la de leer un libro: requiere de un cierto esfuerzo y atención, se necesita al menos una mínima preparación y disposición, pero al final es disfrutable. Lo que la música de concierto propone generalmente no es superficial y por ende obliga al espectador a poner de su parte.

Esta “dificultad” para disfrutar la música ha ido incrementándose conforme el paso de la historia del arte. Después de Beethoven empieza el romanticismo, período en el que las formas se expandieron y el lenguaje se hizo mucho más denso. Al entrar al siglo XX la revolución musical se vuelve aún mas notoria con la entrada del impresionismo, el atonalismo, el dodecafonismo y otras corrientes cuyo desarrollo deriva de un pensamiento complejo heredero de una enorme tradición musical, por lo que se vuelve complicado disfrutarlas. Tal es el caso de la música del compositor checo Gustav Mahler, cuya contribución más importante a la historia de la música de concierto son probablemente sus nueve sinfonías. 

Las nueve sinfonías de Mahler constituyen un pilar innegable del repertorio sinfónico; son parte esencial de la cúspide del romanticismo europeo. Son obras largas, densas y profundas. Sin embargo, no son imposibles de disfrutar para un “no conocedor” como muchos piensan. Invito a los lectores a que escuchen cualquier sinfonía de Mahler al azar; les garantizo que se encontrarán con un lenguaje conservador en muchos sentidos: tonal, lleno de colores orquestales, ritmos definidos y gran riqueza melódica y armónica, que a su vez propone un estilo único y accesible a todo oído. Naturalmente es necesario hacer un esfuerzo por entender qué está expresando el autor, pero una vez conocida la sinfonía se torna agradable al oído de cualquier persona.

A través de la historia de la música muchos compositores han vivido la falta de entendimiento de sus obras. Bach era anticuado para sus contemporáneos, Mozart tuvo roces con las cortes por sus propuestas revolucionarias en la ópera y otros géneros, Beethoven fue altamente incomprendido por el público en su período experimental al final de su vida, Tchaikovsky, Rachmaninov, Stravinsky y un largo etcétera de compositores que hoy son considerados genios fueron víctimas de la incomprensión de la gente de su tiempo, no porque su música fuera inaccesible per se, sino porque las personas no estaban familiarizadas con el nuevo lenguaje que se les proponía y lo rechazaban por ser diferente a lo que estaban acostumbrados.

Educar la sensibilidad musical es igual que educar el gusto: no hace falta ser un gastrónomo o un gran conocedor para disfrutar la comida, pero sí es necesario irse acostumbrando a los sabores complejos poco a poco. No esperen, pues, aproximarse a las sinfonías de Mahler o a obras de similar magnitud sin antes tener un antecedente con música más “digerible”. Empiecen por algo que les guste y poco a poco irán accediendo a cosas más complicadas. Sólo así podrán llegar a comprender mejor la música clásica y disfrutar ampliamente de las obras de Mahler y otros compositores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s