Encontrándole el gusto y la utilidad a la cultura

Por: Alberto De Legarreta

 Twitter: @albertotensai

Aunque es reciente la controversial noticia de que la filosofía está por ser erradicada de la educación media y media superior en México, no es noticia el favorecimiento de las ciencias sobre las humanidades y las artes en nuestras escuelas. Ya hemos hablado en este blog del enfoque positivista de la educación en nuestro país. Pero, amable lector, ¿te has puesto a pensar en cómo esto te ha afectado personalmente?

Yo nací en una familia donde la tradición científica es notoriamente superior a la artística. Entre mis familiares podemos encontrar médicos, odontólogos, físicos, ingenieros, químicos y biólogos. Como extraviados, tengo un primo historiador y una abuela educadora; ni un solo artista entre todos ellos.

En la primaria y la secundaria, por inercia familiar supongo, siempre tuve una preferencia natural por las clases “interesantes” como las matemáticas o la biología, desdeñando sin mucha reflexión a las aburridísimas “ciencias sociales” como la historia y el -¡oh, infame!- civismo. Puedo decir que mis profesores tampoco se esmeraron mucho en que me interesaran este tipo de materias. De esta forma crecí pensando mucho en ciencia y casi nada en arte o humanidades.

Siempre quise tener un juego de química y un microscopio Mi Alegría. También quería un telescopio para observar las estrellas, pero nunca volví a utilizar las acuarelas que me obligaron a comprar en el jardín de niños, a pesar de que me decían que yo solía pintar muy bien cuando pequeño.

En la preparatoria elegí el área II: de ciencias biológicas y química. El área I, la más matemática de todas, me pareció demasiado inerte. Siempre tuve un interés marcado por la vida y la verdad, pero en ese entonces me parecía que el científico era el único modo de estudiar ambas cosas. “¡Para eso existen cosas como la filosofía o la antropología!”, podrías objetarme. Eso de las humanidades se me hacía una cosa de bohemios o escritores literarios. Realmente las desdeñaba.

Hace una semana, sin embargo, visité el museo de San Idelfonso y disfruté mucho la exposición de la artista francesa Annette Messager. Este tipo de actividades se han vuelto muy comunes para mí ahora que trabajo en una empresa de cultura y pensamiento. Hoy en día, las personas a las que más estimo en mi vida son filósofos, pedagogos, historiadores y cosas peores. Me admira muchísimo su capacidad interpretativa, su sensibilidad, su percepción de las cosas y de la vida… ¡Me encantan las humanidades! Pero, ¿qué cambió en mí?

Saliendo de la exposición en San Idelfonso visitamos el Museo de la Luz, ubicado a un costado del mismo edificio. Esta visita me transportó años en el pasado (muy probablemente porque el museo no parece haber sido actualizado desde 1998), a ese tiempo en el que la ciencia lo era todo para mí. Y me di cuenta de que mi vida escolar me llevó a muchas exposiciones como ésta, pero jamás a una como la de Messager.

Yo decía que las artes y las humanidades no me gustaban, que no servían, que no valían la pena. La verdad es que nunca las había probado. Mi educación fue insuficiente. Hoy utilizo el pensamiento crítico día con día y el estudio histórico y humano son mis mejores aliados al ofrecer consultoría gastronómica y empresarial a nuestros clientes en Eudoxa.

Algunos de estos empresarios me han dicho “¿Cultura en mi negocio?” con una cara de escepticismo y desaprobación. En esa cara reconozco a uno de aquellos niños que se formaron bajo el positivismo restrictivo de la SEP y espero poder combatir su influencia, ampliar los horizontes del empresario, ayudarlo a romper su prejuicio contra el estudio de lo no tan fácilmente mesurable, de lo que no representa un valor numérico, pero que tiene un beneficio real al otorgar una perspectiva diferente y más amplia de la realidad. “Sí”, respondo, “cultura en su negocio”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s