El trineo: equipo altamente eficaz

Por: Ana Belén Díaz

Twitter: @anabee2

La idea de este post surgió de mi interés en el mundo canino y, aunque no lo parezca, una actividad tan lejana para nosotros como es el mushing o viajes en trineo, puede enseñarnos sobre la mejor manera de formar un equipo de trabajo eficaz.

El trabajo en equipo es uno de los temas más estudiados y buscados por las empresas para llegar a la consecución de los objetivos corporativos. Se utilizan recursos en cursos y talleres que ayudan a los trabajadores a conocerse como equipo, y aunque son útiles para la integración, muchas veces no logran el objetivo de hacer un equipo más eficaz. La razón es muy sencilla: no todos son buenos para un equipo y no todo equipo es bueno para todos los individuos.

Es en este punto donde creo que podemos aprender mucho de los tiros de trineos, equipos que han logrado, a través de los siglos, una de las metas mas difíciles: sobrevivir en las regiones polares.

Tras elegir la ruta a seguir, el tipo de trineo y el equipaje necesario, el musher  (persona que dirige el trineo) se enfrenta a la más difícil decisión: ¿quién formará su equipo?, y es aquí donde radica el éxito ancestral, pues se elige al perro de acuerdo a la posición que ocupará y no al revés. Siguiendo con esta analogía, en la empresa se debe elegir a la persona de acuerdo al puesto en lugar de adecuar el puesto a la persona.

Esto se logra sabiendo qué es lo que necesita el equipo, las características que debe cumplir cada puesto dependiendo del trabajo que desempeñará dentro del equipo.

Los primeros son los perros que van más cerca del trineo, su labor es desempotrar los patines e iniciar la marcha. Por lo tanto, necesitaremos un perro dotado de fortaleza, empuje y al que los demás sepan seguir.

Los animales que irán en el centro del tiro son aquellos que funcionan como fuerza de trabajo; deben ser disciplinados, subordinados y trabajadores. Muchas veces en este grupo están los perros novatos, aquellos que aprenden cómo funciona el equipo y el trabajo que debe de realizar y cómo hacerlo mediante la guía de los demás,  aportan su energía y entusiasmo.

Delante de ellos se posicionan los perros swing, estos son los que marcan los movimientos del trineo de acuerdo al perro guía, ayudan al líder a mantener la dirección pero no están a cargo.

Hasta adelante se coloca al perro guía o alfa, es aquel que seguirá directamente las instrucciones del musher y que marcará la pauta a todos los miembros del tiro que lo siguen como líder. En los trayectos él encuentra y sigue los caminos en la nieve y mantiene al grupo en orden.

El éxito del tiro depende de la capacidad que tenga el musher de descubrir de entre todos los perros aquellos que tengan la personalidad y características necesarias para cada uno de los puestos, y, ya sobre la marcha, adecuar el tipo de amarre para lograr el mejor desempeño de sus integrantes.

En pocas palabras, el equipo se convierte en altamente eficaz cuando se logra conformar una unidad completa y equilibrada por la unión de partes específicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s