Are you ready for some football?

Por: Fernando Villela

Twitter: @Featum

He de aceptar que de negocios, empresas y dinero sé muy poco. Nunca he sabido llegar a fin de mes y jamás he tomado una clase de administración, contaduría ni finanzas (ni pretendo hacerlo). Me he dedicado a cosas más triviales como el origen del universo, la historia, un poco de filosofía, la cultura y sobre todo los deportes. A nadie engaño al aceptar que la pasión por los deportes es algo fundamental en mi vida. Un domingo sin una transmisión deportiva no es domingo.

Principalmente en lo que se refiere al football americano. Y después de un paro laboral de más de cien días hoy inicia la temporada 2011-2012 de la NFL. Aprovechemos este espacio para hablar de la que se ha convertido en la liga deportiva más importante del mundo y cómo fue que se convirtió en la liga con mayores utilidades, superando a la NBA, MLB, NHL y MLS juntas.

Para empezar hay que decir, los dueños de los 32 equipos saben que son rivales en el emparrillado pero socios a final de cuentas. Si a uno le va bien a todos les va bien, si a uno le va mal, peor para la liga. Es por ello que quien dirige la liga es un comisionado general, nombrado por los 32 equipos y que, si bien reporta a los dueños, es mucho más que un mando medio. Además, a diferencia de otras ligas los contratos por transmisiones de televisión, radio y más, se hacen con la liga (no con los equipos en lo particular) y las ganancias se dividen de modo proporcional (a los equipos más seguidos les toca más), pero equitativo, intentando que la diferencia de ingresos no sea ventajosa para unos y desventajosa para otros.

Lo mismo pasa con la venta de derechos para el extranjero. Los patrocinadores son de la liga no de los equipos y funciona igual que con las transmisiones. Los uniformes los hace una misma marca que saca los mismos productos para todos los equipos. Así uno tiene suvenir de su equipo sin importar cual sea.

En segundo lugar la NFL es un negocio y así es como la ven sus integrantes. Es un negocio que vende un espectáculo y mientras mejor sea el espectáculo, mejores van a ser sus entradas. Es por ello que tiene políticas que evitan que unos pocos equipos se separen en nivel del resto volviendo aburrida la liga. Tienen un tope salarial para evitar que los equipos con más recursos económicos se vuelvan invencibles (ojo liga española) que además cuida sus finanzas de una inflación que terminaría matando a la liga.

El reclutamiento de nuevas promesas se hace en coordinación con la NCAA (Organismo de Football Americano Colegial) en la cual cada equipo tiene un turno, evitando una competencia carroñera por las nuevas figuras. Cada equipo tiene una oportunidad para elegir y el orden para elegir es la tabla de resultados del año pasado iniciado por el peor equipo del año pasado y terminando con el mejor.

De este modo la NFL garantiza que los buenos equipos sean el resultado del ingenio, talento y capacidad de sus dueños, gerentes generales y entrenadores.

Por último una fuerte unión gremial entre los jugadores y una relación de igualdad entre el sindicato de jugadores y la liga. La liga firma un contrato colectivo con el sindicato que marca las bases de los contratos individuales de los jugadores y los privilegios de los jugadores en activo y los veteranos. Ello cuida a la materia prima del espectáculo, los atletas, quienes están realmente unidos. En éste último año fueron los jugadores más importantes de la liga, las estrellas que firman contratos de millones de dólares, quienes tomaron la batuta en la disputa laboral, demandaron a la NFL por prácticas monopólicas y dieron la cara por sus compañeros con muchos menos ingresos. Todo ello sin la necesidad económica de hacerlo, por pura lealtad con el camarada de profesión.

El deporte como ícono de la potencia capitalista ha adoptado políticas socialistoides.

Pocos deportes tienen tanta unión entre sus jugadores como el football americano. De este modo la NFL se ha posicionado como la mejor liga del mundo, siendo una organización nacional. El Superbowl tiene el rating más alto en la televisión americana con cifras cercanas a las olimpiadas y finales del mundo de soccer, con la desventaja de ser cada año y de ser un evento netamente americano.

Se han dado cuenta que la dicotomía entre deporte, espectáculo y negocio es falsa… Ahora sí, are you ready for some football?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s