Los cangrejos mexicanos… después de 1985

Por: Ana Belén Díaz

Twitter: @anabee2

 

Hay un cuento popular que dice que un pescador llevaba dos cubetas con cangrejos una abierta y la otra cerrada, cuando un hombre le preguntó el por qué de esto él contestó:

“La cubeta cerrada es de cangrejos europeos, en cuanto la abro los cangrejos se suben unos sobre otros hasta llegar a la salida y después ayudan a los otros a salir. La cubeta abierta es de cangrejos mexicanos, en esa no tengo problema, los cangrejos nunca se organizan, todos tratan de salir por si solos y cuando ven que alguno va logrando salir lo jalan para abajo.”

 

Muchos dirán que ese cuento tiene mucha razón, que así somos los mexicanos, pero frente a esa supuesta realidad que muchos aceptan resignados tenemos un escenario que nos enseña más sobre lo que realmente es ser mexicano: el terremoto del 19 de septiembre de 1985, uno de los peores desastres naturales de México.

Con cientos de edificios destruidos, miles de muertos y un gran número de víctimas atrapadas entre los escombros, el mundo y el país entero descubrieron una faceta que nos muestra el verdadero valor de México.

Todas las personas, sin importar edad, género, estrato socioeconómico, educación o religión se volcaron en una sola actividad, salvar cuantas vidas pudieron. Utilizando sólo las manos como herramientas empezaron a quitar escombros con el único propósito de rescatar a un desconocido, a alguien que nunca habían visto pero que en ese momento era lo más importante.

Todos los mexicanos se convirtieron en uno. La solidaridad era lo único que se veía en cada calle, edificio y colegio. Ayudar, ayudar y ayudar era en lo único en que pensaban todos. Ya no esperaban a que el gobierno actuara, la sociedad se organizó, los mexicanos descubrieron que unidos eran capaces de hacer lo que fuera, incluso salvar una vida.

Y hoy recordando las escenas del rescate de los bebés del hospital, creo que cada uno de los mexicanos debemos ponernos a pensar si somos como los cangrejos del cuento o como los miles de héroes anónimos que dieron una mano arriesgando su seguridad e incluso su vida por otro mexicano que ni siquiera conocían.

 

 

Un comentario en “Los cangrejos mexicanos… después de 1985

  1. soy mexicano, sin embargo eso no es valor me pregunto yo sólo si estamos en desgracia podemos trabajar en equipo que deprimente es ver la realidad que sólo si es bajo esas circunstancias lo hagamos me pregunto yo que hacen la mayoria de mexicanos? pero bueno tengo que decir que varias personas que sobresalen y no cumplen con el mexicano promedio y eso es bueno pero lamentablemente es la minoria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s