El poder de un nombre correcto

Por: Alberto De Legarreta

Twitter: @albertotensai 

 

Hace poco que me topé con un par de artículos en internet de dos autores distintos, ambos expertos en gestión de restaurants, ofreciendo recomendaciones y “trucos” para la correcta elaboración del menú (específicamente, de la carta) de un restaurante. Me llamó mucho la atención que hablaran de disposiciones de espacio, longitudes del texto, listados y clasificaciones, pero que hayan dejado casi ignorado el tema del uso correcto del lenguaje y sus prodigiosas capacidades.

Sabemos, gracias a la literatura, que la palabra escrita es un poderoso medio de comunicación capaz de evocar y transmitir emociones, sentimientos y deseos. ¿Por qué no usar esto en nuestros menús? No estoy insinuando que el menú de un restaurante debería ser una novela, pero quizás podría ser algo más próximo a un cuento o a un poema. El objetivo no sería engañar al cliente con un discurso pretencioso, sino lograr evocar en él un deseo o inquietud que luego, con nuestros platillos y servicio, podamos satisfacer. Pintarle un escenario con el feliz desenlace del placer comensal…

Siendo el poder de las palabras tan poco utilizado, se me ocurren muchas maneras de explotarlo en el restaurante. Pienso -y lamento-, por ejemplo, en que se ha perdido la práctica de nombrar los nuevos platillos de la alta cocina. La costumbre ahora es describir, no nombrar. Esto es sumamente diferente y tiene implicaciones importantes.

Ahora que los grandes chefs se han propuesto tener algo más de discurso que sólo el sensualismo y el disfrute en el paladar, es irónico que sus platillos pierdan cada vez más la fuerza del lenguaje escrito. Nombrar algo lo puede hacer partícipe de un contexto, de una historia o de una tradición. Nombrar otorga identidad, ayuda a la trascendencia, abre la puerta al simbolismo.

Pongamos un ejemplo. Si yo les digo “ratatouille”, con una sola palabra puedo evocar un concepto completo en su mente. Aunque tal vez no estén bien seguros de qué contiene el mentado platillo, sabrán que me refiero a un clásico francés, un platillo probado por generaciones, puede incluso que les haya despertado el recuerdo grato de esa película de Pixar del mismo nombre. ¿Qué pasa si en el menú, por el contrario, les ofrezco unas “verduras francesas salteadas en aceite de olivo”? ¡Perdí toda la fuerza de mi mensaje!

Puedo tratar de rebuscarlo, de agregar “valor” a mi descripción con un discurso “sustentable”, regional o gourmet, pero entonces caigo en la pretensión y el esnobismo: “Berenjena, tomates, zucchini y pimiento rojo de Provenza y ajo orgánico italiano sancochados en aceite de olivo extra virgen español, con flor de sal e infusión de romero recién recolectado en nuestro huerto”. Honestamente, ¡qué desperdicio de tinta y de palabras!

Al comensal, cada vez más informado, le interesa saber que tus platillos están hechos con ingredientes frescos, de alta calidad y de origen sustentable, pero no necesita que se lo recuerdes en cada platillo. Si quiere saber más, lo preguntará al mesero. Eso sí, lo que no quiere es pasar horas recorriendo tu menú, leyendo las kilométricas descripciones, evaluando tantos sabores en la teoría con la esperanza de que algún día pueda decidirse y ordenar con la tranquilidad de que sabe qué es lo que está pidiendo o, por lo menos, que tiene buenas razones para pensar que le gustará. ¡Háblale claro, pero bonito!

Insisto: nuestro lenguaje es rico, variado y poderoso. Hagan el intento, incluso en casa. Nombren a sus platillos. Se sorprenderán de la sensación que causarán con este simple acto y la manera en que su creación culinaria será recordada a través del tiempo.

 

Un comentario en “El poder de un nombre correcto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s