La música de los claxons

Por: Santiago Piñeirúa

Twitter: @spineiruaz

Como todos los martes publicamos un post de cultura, el día de hoy he decidido hablar de un tipo de cultura poco explorado en Eudoxa: la cultura vial.  Y es que en una ciudad como el D.F. es urgente, necesario y vital el que tomemos consciencia de la importancia de tener respeto por los demás conductores y reducir así los riesgos que implica trasladarse en una ciudad tan mal trazada como ésta.

Para empezar deberíamos depurar los sistemas mediante los cuales la gente obtiene su licencia; y es que es de suma importancia que los conductores sepamos lo que hacemos, porque en mi rutina diaria siempre me encuentro varios individuos que parecen haber obtenido su licencia en una piñata. Por eso sugiero, sin la intención de recrear un nuevo reglamento de tránsito, las siguientes recomendaciones:

1.- El semáforo en rojo significa alto total. No significa pase lo más rápido posible.

2.- Si hay alguien que está respetando el semáforo en rojo y usted está detrás de él, evite tocar la bocina de su coche como si éste estuviera infringiendo el reglamento.

3.- Cuando alguien está formado para entrar o salir de una avenida, no sea naco y no se cuele. Es de muy mal gusto, es de mala educación y es peligroso.

4.- No rebase por la derecha, es muy peligroso y está prohibido.

5.- Respetar el límite de velocidad (80 Km por hora en el DF) es de suma importancia; no se pegue a 10 cm de distancia con el vehículo de adelante solo porque usted desea ir a 250 km por hora y sobretodo evite el cambio de luces tan molesto.

6.- Tampoco es justo que usted obstaculice el carril de alta velocidad si se siente seguro viajando a menos de 20 km por hora. Es igual de peligroso y puede provocar accidentes.

7.-  Si usted es un hijo de papi, recuerde que el vehículo, que generalmente no es de usted, no le da estatus social, puede por el contrario, darle una visión un poco ridícula de su persona si convierte el coche en un antro con ruedas a alta velocidad.

8,- Si usted maneja un pesero, recuerde que aunque su vehículo está diseñado para llevar leche y no gente, son personas las que lleva abordo. Si usted es un cafre alguien más puede resultar herido.

9.- El peatón tiene preferencia, no le aviente el coche.

10.- Si usted es peatón también debe respetar el momento de cruzar la calle, y si tiene puente encima de usted ¡úselo!

11.- Es naquísimo meterse en sentido contrario para acortar caminos, pero es aún más naco esperar que el que viene en sentido contrario se quite para pasar primero.

12.- Viajar en moto no significa poder saltarse todas las reglas de tránsito. Usted también está sujeto a ellas.

13.- Las luces intermitentes o direccionales no son para pedir permiso, son para avisar de un cambio de carril, salida o maniobra próxima a realizarse. Es de muy mal gusto y peligroso que alguien quiera cambiarse de carril y un coche que va a 500 metros de distancia acelere con toda la fuerza de su motor para evitar que pase. De igual manera, si usted quiere cambiarse de carril o dar vuelta use su intermitente.

14.- Recuerden que el que viene de un carril de más velocidad que el nuestro (es decir, de la izquierda) tiene preferencia. Es muy peligroso obstaculizar su paso.

Estos y muchos otros puntos que debemos considerar al momento de manejar un coche se engloban en una palabra que deberíamos tomar como la primera regla de tránsito: cortesía.

Y concluyo esto no solo por tratar de reducir los riesgos que implica el transporte en una ciudad como la nuestra, sino también por hacer menos estresante nuestro viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s