Paréntesis laboral (necesario)

Obra de Andrew B. Myers "Street Fighter II"
La obra es propiedad de su autor: Andrew B. Myers

Por: Juan José Díaz

twitter: @zoonromanticon

Parte indispensable de la RSE es el cuidado que las empresas pueden tener por el desarrollo integral de su gente. Conciliación familia-trabajo, horarios mixtos y muchos otros mecanismos se han ideado para poder dar respuesta a esa exigencia humana de ser tratados como personas y no solamente como maquinitas productoras de riqueza.

Sin embargo, este desarrollo integral muchas veces pasa por alto dos elementos indispensables: (a) el ocio y (b) el arte. Erróneamente -pienso- se ha creído que ocio y arte pertenecen al ámbito privado de la vida de las personas cuando, en gran medida, pertenecen a su ámbito social o público. Cuando vamos a un concierto (de Brahms o de The Killers, lo mismo da) nos gusta ir acompañados; cuando se visita un museo o asiste a un evento gastronómico como una cata, rara vez lo haremos solos.

Ocio y arte son dos elementos que germinan mejor en comunidad. No repararé mucho en el ocio, pues @elinauta ya nos deleitó con un gran texto al respecto en un post anterior. Yo quiero enfocarme en el arte.

Pero no haré un discurso elaboradísimo para justificar la presencia del arte al interior de las empresas, ni la necesidad de generar alianzas y programas de vinculación empresa-artes. Tampoco señalaré cómo la filantropía podría ser un arma de doble filo frente al desarrollo artístico de una comunidad, ni nada por el estilo.

Hoy quiero invitarlos a que tomemos un paréntesis laboral (necesario para seguir adelante) y me acompañen por una breve experiencia artística en lo que resta de este post. Después, los invito a entablar una discusión en los comentarios o en mi twitter. Así pues, adelante.

Comienzo con un video de una pieza musical mexicana. El autor es Arturo Márquez y la música es “La Conga del Fuego Nuevo”. Interpreta Dudamel. Si quieren, pueden escuchar sólo la música o tomarse un momento y disfrutar las tomas del video, que valen la pena:

¿Qué les pareció? Les propongo ver ahora tres videos cortos, sobre tres conceptos enormes: movimiento, comer y aprender.

El proyecto consistió en tres amigos, 44 días, 11 países y más de un tera de información.

¿Cuándo fue la ultima vez que, con tus compañeros de trabajo, observaste lo que comías? (Nota: imaginen un comedor de empleados gestionado para ser un lugar que provoque comensalidad y no sólo hecho para “llenar el tanque”)

La idea aquí es sencilla. Ya nos tomamos un momento de descanso. Ahora podemos regresar a trabajar, a fondo, con nuevos bríos. No se trata de perder el tiempo, sino de invertirlo en despejarnos de la rutina y enriquecernos junto con las personas que nos acompañan gran parte del día: nuestros compañeros de trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s