Ladrillo sobre ladrillo: dos años de construir

Por: El equipo de Eudoxa

 

Hoy estamos de fiesta en Eudoxa, pues cumplimos dos años de existir. Dos años que han estado llenos de retos, sorpresas y mucho trabajo. Empezar de cero siempre es difícil, pero también es muy enriquecedor en aprendizajes y experiencias. En un tiempo tan corto como lo son dos años, Eudoxa ha pasado de ser un mero proyecto a una realidad concreta, estructurada y funcional, y eso ha sido gracias al compromiso y entusiasmo de nuestra gente.

Todos los miembros del equipo coincidimos en que Eudoxa ha sido más que un simple lugar de trabajo para nosotros. Aquí hemos vivido experiencias únicas que han puesto a prueba nuestros conocimientos, que nos han impulsado a tomar riesgos, a soñar, crear e innovar. Ha sido un lugar en el que hemos podido desarrollar nuestras ideas y en donde toda propuesta es tomada en cuenta, por más loca que suene. Es un lugar en donde el trabajo está unido a la pasión de lo que nos gusta hacer y en donde estamos llamados a crecer y a desarrollarnos.

Siempre hemos insistido, y lo hemos escrito varias veces en nuestro blog, en que las empresas están conformadas por sus personas y, por lo tanto, cada una toma el modo de ser de su gente. Hoy podemos decir con orgullo que Eudoxa es una empresa fresca, innovadora y divertida, en donde sus integrantes se apoyan y colaboran en conjunto en un ambiente de amistad y confianza. Es una empresa en donde comprendemos la importancia de la persona, y no sólo al interior, sino también al exterior. Por eso nos tomamos tan en serio las distintas necesidades de nuestros clientes y le damos mucha importancia a la sociedad en la que nos movemos.

Eudoxa fue la respuesta a una inquietud común. Nos dedicamos a vincular el ámbito académico y cultural con el empresarial, pues nos dimos cuenta de que se consideran como dos mundos separados, cuando en realidad pueden beneficiarse mutuamente. Estamos convencidos de que el conocimiento, la cultura y el pensamiento crítico deben expandir su territorio fuera de la pura academia e influir en el mundo real. Se nos ha tachado de idealistas por defender que podemos cambiar a nuestro país a través de la difusión del pensamiento libre y de la cultura, pero el que hoy estemos aquí es prueba de que no estamos equivocados.

Desde su concepción, Eudoxa ha sido única en México. En dos años hemos logrado consolidar una empresa cuyo objetivo parecía imposible de lograr en una sociedad pragmática y fría a la que aparentemente no le interesaba la cultura ni el pensamiento. En este tiempo hemos demostrado que esto no es verdad: a los mexicanos sí les interesa pensar y aprender. Y lo que es aún más importante: los mexicanos sí creen que pueden transformar y mejorar su entorno social. Eudoxa ha sido la empresa que nos brinda esa posibilidad.

Felicidades a Eudoxa por ser única en su especie, por darnos la oportunidad de expresarnos en nuestro ámbito, y por contribuir a la construcción de un México creciente en formación y cultura. Pero sobre todo, felicidades a Eudoxa por el futuro, por lo que nos queda por soñar y construir.

 

¡Muchas gracias a todos por acompañarnos en este camino!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s