Outdoor training

Por: Ana Belén Díaz

Twitter: @anabee2

 

Se dice que no hay mejor escuela que la vida. Todos aprendemos de lo que vivimos, las experiencias nos forjan y dan un cúmulo de conocimientos que tardaríamos mucho en aprender en libros, si es que lográramos aprenderlos.

A partir de esta idea se ha creado una nueva forma de capacitación en las empresas que engloba el aprendizaje vivencial, el juego y el intercambio de experiencias. Todo esto para lograr el desarrollo de muchas habilidades y competencias en poco tiempo.

A esta nueva forma de capacitación la llamamos Outdoor Training, la cual podemos definir como el aprendizaje extramuros. Dejar a un lado las aulas, salones de reuniones y el ambiente laboral cotidiano para encontrarnos, por un momento, frente a la naturaleza y retos que nos hacen crecer como personas y como equipo de trabajo.

Estas actividades consisten en crear dinámicas, juegos y pistas, siempre en ambientes naturales diferentes al laboral, aunque acondicionados para tales actividades,  que buscan el desarrollo de alguna habilidad específica, desde trabajo en equipo hasta superación de miedos.

El Outdoor training tiene como base el aprendizaje vivencial, o sea aprender por medio de la experiencia personal y, al mismo tiempo, aprender de las experiencias de otros por medio de intercambio de conocimientos y sentimientos que se tuvieron durante la práctica.

El estar separado del ambiente laboral nos permite crear un ambiente de mayor confianza y acercamiento entre los miembros del equipo y mostrar características personales que difícilmente podremos observar en el trabajo.

El éxito de esta capacitación depende de la habilidad que tenga el monitor para conseguir un ambiente de libertad y confianza mediante actividades de integración que vayan “abriendo” a las personas para que participen de manera activa y sin barreras dejando a un lado miedos, paradigmas o cualquier situación que nos detenga.

Esta libertad nos permite explorar habilidades y explotar capacidades como personas y como equipo de trabajo.

Después de toda sesión de Outdoor training es necesario tener un momento de reflexión y retroalimentación personal y grupal, en el que se expongan las experiencias que se tuvieron y los aprendizajes en cada una de las actividades, escuchando a cada miembro del equipo para aprender sobre esta experiencia de vida.

El directivo puede utilizar este tipo de capacitación para conocer a su fuerza laboral y descubrir características especiales en sus empleados. Un directivo que sea lo suficientemente observador podrá detectar los roles que juegan sus empleados al momento de enfrentarse a retos (roles que pueden ser diferentes a los que una persona tiene en la oficina) y descubrir fortalezas y debilidades para trabajar con ellas y mejorar el desempeño laboral.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s