La aventura reflexiva de una taza de té

Por: Margot Castañeda

Twitter: @martxie

“Tomar té verde durante un día alimenta más que comer durante tres”

Proverbio chino

Hay situaciones en la vida que nos obligan a hacer una pausa y observar nuestra realidad. ¿Queremos seguir por el rumbo en el que estamos o preferimos ampliar las posibilidades? A veces nuestras convicciones nos limitan e impiden la liberación de nuevas ideas, esas que son fundamentales para superarnos.

Como artífices de nuestro propio destino, tenemos la responsabilidad fundamental de descubrir nuestra verdadera motivación, esa verdad que le da significado a nuestra historia.  Conquistarnos y llegar a ser quien en verdad queremos ser. Ser más de lo que somos, esa es nuestra misión.

Estoy convencida de que esta verdad se encuentra escondida en algún callejón de nuestro enmarañado laberinto mental. Existen razones más allá de las razones y la única forma de acceder a ellas es someterse a un análisis psicológico personal.

Una introspección purificadora es necesaria para esta misión. Es un trabajo que exige atención, voluntad, incluso valentía. El miedo de encontrar puede ser un impedimento para buscar, porque sabemos que muchas verdades de nuestra existencia son amargas, tan amargas como una taza de té verde.

He de confesar que estoy en medio de esta osada aventura y he descubierto con agrado que el trabajo catártico es mucho más eficiente cuando lo acompaño con una taza de té verde, o dos, o tres.

Encuentro una encantadora sensación en el maridaje de dos elementos puros: el pensamiento y la naturaleza. Su combinación da pie a una armoniosa experiencia llena de virtudes. Degustar el té verde también es un trabajo que exige atención y voluntad, porque su aroma es tan sutil, que nos obliga a prestar atención mientras lo bebemos. Lo mismo pasa cuando los pensamientos están tan escondidos que hay que concentrarse para identificarlos.

Tal vez necesitemos varios sorbos antes de apreciar el verdadero sabor del té. Comenzamos meditando sobre las sensaciones que nos produce y cuando queremos reaccionar, las ideas han ocurrido y comienzan a fluir. Cada trago amargo del té estimula a la reflexión y cada descubrimiento mental nos impulsa a seguir bebiendo. Una mancuerna astuta que provoca, que motiva que nos cultiva y nos alimenta.

Existe una razón por la que el té verde ha sido considerado por las culturas orientales como promotor de la salud física y mental: es un alimento purificador. La ceremonia japonesa del té y su estrecha relación con el budismo zen es un ejemplo real que me apoya en este texto. Por eso creo que al experimentar este maridaje, estamos otorgándole un significado sublime al té verde, una bebida que existe para ser más de lo que es.

Les aseguro que esta aventura ha sido sumamente enriquecedora. De pronto, me doy cuenta de que tanto la disección psicológica como la degustación del té verde son actividades que exigen mucho y que dejan un sabor amargo al final de la vivencia. Pero también ofrecen una valiosa recompensa: alivian y sobretodo, elevan.

La enorme satisfacción del alivio es un motivo noble para esforzarnos en descifrar las verdades sutiles y recónditas de la naturaleza. Tanto las del pensamiento como las de una infusión sagrada. Así es como desafiamos a la comodidad de lo cotidiano y nos aventuramos a expandir nuestros límites. Agudizamos nuestros sentidos, aumentamos nuestro entendimiento y al mismo tiempo nos alimentamos a nosotros mismos con sabiduría y placer gastronómico.

Nos llenamos de satisfacciones, significados, motivaciones y nuevas formas de mejorar nuestra singular existencia. Me encantaría saber que esta aventura reflexiva pueda también ser una realidad para alguno de ustedes. ¡Buen viaje!

Un comentario en “La aventura reflexiva de una taza de té

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s