¿Tienes mucho trabajo? Date dos horas para comer

 

Nobleza del Tiempo, por Salvador Dalí

 

Por: Juan José Díaz

Twitter: @zoonromanticon

El otro día estaba discutiendo con algunos colegas y amigos sobre el tiempo de comida en las oficinas. Por lo general, una hora es el estándar para los ejecutivos y, si tienen mucho trabajo, 45 minutos o media hora.

Mi propuesta era justo la contraria. Cuando uno tiene mucho trabajo debe tomarse más tiempo de comida. Es decir: el tiempo de esparcimiento dentro del horario laboral debe ser directamente proporcional a la carga de trabajo que se tenga.

Un exceso de trabajo requiere un sobresaliente desempeño en generar valor y éste no se puede generar en un ambiente que no permita distracción, pues sin ésta la creatividad necesaria no encuentra un campo fértil para prosperar.

Cuando plantee esta idea la primera objeción que surgió fue el tiempo. Para realizar muchas tareas se necesita mucho tiempo. Y es cierto. El uso de las horas no es duplicable: no podemos usar la misma hora para dos cosas diferentes; ni siquiera los más expertos gestores del multitask pueden usar el mismo segundo en dos cosas (lo que pueden es, en una hora, dividir el tiempo en partes minúsculas que les permitan sacar dos, tres o más tareas definidas). ¿Cómo es posible, entonces, que si se tiene mucho trabajo yo proponga usarlo en actividades que no resuelven los pendientes?

Pues bien, la objeción la resuelvo del siguiente modo. El tiempo tiene que ser considerado no como una estructura continua e inmutable, sino como un recurso intermitente. Si una tarea específica requiere una hora, ésta la podemos realizar en una sentada de 60 minutos, o en dos de 30, o en cuatro de 15. Esto significa que las tareas pueden realizarse por partes que, sumadas, den el todo.

Esto tiene dos consideraciones importantes. La primera es que los ejecutivos deben ser capaces de dividir sus tareas en “micro-entregables” o metas pequeñas que sumadas den el todo que persiguen, y a cada meta o micro-entregable deben ser capaces de asignarles un valor de tiempo que, sumado, den el máximo de tiempo requerido para tener la tarea completa. Esto es a lo que Peter Drucker le llamó gestión del tiempo o gestión del recurso más escaso y más importante de cualquier ejecutivo.

La segunda consideración es más complicada de aceptar. El tiempo no es escaso, sino limitado y en una época (como la nuestra) en la que se requiere una gran cantidad de tiempo, un ejecutivo eficaz debe ser capaz de estirar los límites del tiempo. Para conseguir este estiramiento hay un método muy sencillo y eficaz: los horarios flexibles.

Un horario flexible no es la prerrogativa por la cual un empleado puede llegar e irse del trabajo a la hora en que le venga en gana, ni un esquema de acceso y salidas escalonadas (tú entras a las ocho, tú a las diez y a ti que te toca mucho tráfico te damos el turno de las 6 de la mañana…). Un horario flexible es la consideración de que el ejecutivo será capaz de entregar sus tareas en tiempo y forma a pesar de no estar limitado por fronteras temporales definidas que de todos modos no se cumplen (de9 a6, por ejemplo).

Si el trabajador tiene mucho trabajo debe tomarse dos horas de comida, o una, o tres. Las que necesite y las que decida. El uso de ese tiempo es de su propiedad y de nadie más. Pero esa libertad lo responsabiliza en un mayor grado a entregar sus pendientes cuando debe y ni un segundo después.

La discusión siguió y nos planteamos preguntas como el control del tiempo en las juntas o el papel del home-office en el impulso de la productividad. Creo que terminamos hablando de la importancia de premiar el valor generado y no el tiempo invertido (que sería como premiar los millones metidos a un fondo de la Bolsa, a pesar de que gane o pierda al final del ejercicio).

¿Cuántas horas dedicas para comer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s