Bullying Empresarial

Por:  Ana Belén Díaz

Twitter: @anabee2

Estos últimos años ha tomado gran relevancia el tema del bullying en los colegios, lo que ha hecho que muchos expertos estudien las causas y repercusiones que tienen estas conductas en el desempeño de los alumnos y las relaciones entre los estudiantes.

Pero si nos ponemos a pensar, los niños de hoy se convertirán en los adultos del mañana y los roles que desempeñaron en el colegio trascenderán a la vida laboral, así que no nos debe de sorprender que en las empresas se esté detectando el fenómeno de bullying.

Este fenómeno tiene efectos negativos en el desempeño de los trabajadores y daña el ambiente empresarial, es por eso que es necesario que todos generemos conciencia sobre este tema y al detectarlo lo frenemos de raíz.

El bullying empresarial es el maltrato o abuso de poder jerárquico o entre iguales dentro de los centros de trabajo. Esto va desde agresiones muy notorias como la humillación pública, motes, amenazas y malos tratos, hasta acciones tan sutiles como sabotear el trabajo y hacer la “ley del hielo”. Esto se ve agravado por el hecho de que la denuncia puede llevar al despido de la persona afectada.

Según especialistas, este abuso puede provocar que el rendimiento laboral baje hasta en un 60%, esto debido a que la presión ejercida genera enfermedades en la víctima lo que hace que aumente el ausentismo. Al mismo tiempo, el empleado trabaja de forma automática y evita sobresalir por miedo a represalias de parte de los agresores, lo que lleva a la disminución de la creatividad.

El temor generado por los victimarios hace que en toda la organización se tenga un ambiente laboral desagradable que, a la larga, ocasionará que la empresa no sea considerada por los nuevos talentos como una opción para desarrollarse debido a su mala reputación.

Para poder combatir este problema los encargados de recursos humanos y los directivos deben de tener una actitud abierta y escuchar a su personal, generar un ambiente de confianza en la que los afectados puedan expresar sus problemas y que sientan que son escuchados, y resolver los conflictos en cuanto se detecten sin menospreciar ninguna agresión.

Es importante recordar que cuando hay agresiones siempre hay tres personas involucradas, la víctima, el victimario y los cómplices, estos últimos son aquellos que aunque se dan cuenta de la violencia se abstienen de denunciarla, ya sea por miedo o porque están de acuerdo. Para lograr detener este fenómeno es necesario descubrir la trilogía y actuar sobre cada uno de los implicados.

Algunas medidas que pueden ayudar a frenar el bullying son: actuar ante cualquier muestra de violencia, difundir información sobre el tema y elaborar códigos de ética y de conducta.

El negar la existencia del bullying empresarial antes que solucionar el problema alienta su presencia dentro del ambiente laboral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s