¿Quienes entienden de dinero? Evolución de la racionalidad económica

Por: Natalie Despot

Twitter: @Natdespot

“Nadie ha visto nunca a un perro hacer un intercambio justo y deliberado de un hueso por otro con otro perro. Nadie ha visto a un animal que, con gestos y sonidos naturales, indique a otro: esto es mío y esto es tuyo; estoy dispuesto a darte esto a cambio de aquello”

Adam Smith

El dinero tiene una fuerza poderosa en los diversos ámbitos humanos. Su mismo poder lo convierte en un elemento digno de análisis para comprender más la complejidad de la conducta humana. Por ejemplo, hay estudios que tratan de descifrar de qué manera el uso del dinero ha influido en la evolución del procesamiento de intercambio de información y evolución conductual. Según algunas estimaciones, el uso del dinero se remonta a un par de miles de años atrás, lo cual es tiempo insuficiente para haber influido en la evolución de la conducta humana.

Sin embargo, se pueden obtener algunas pistas sobre cómo la evolución nos ha preparado para el manejo del dinero. Estudios realizados por Keith Chen y Marc Hause en la Universidad de Yale, muestran algunas características distintivas entre los seres humanos y los animales (monos) al momento de tomar decisiones financieras.

Keith Chen y Marc Hause diseñaron un experimento para observar cómo los monos realizan tareas de intercambio mercantil a través de un mecanismo en el que, cuando un mono presiona una palanca, otro mono recibe un bombón.

En este experimento dos monos específicos fueron amaestrados de tal manera que siempre  sea uno (el generoso) el que presionara la palanca, y que el otro (el avaro) nunca se moleste en presionar la palanca para su compañero. Posteriormente, se dejó que estos dos monos entrenados entren a jugar con otros monos. Los monos que jugaron con el generoso, se dieron cuenta rápidamente de esta condición y se aprovecharon de él. En cambio, los que jugaron con el otro mono, apenas se dieron cuenta que era avaro, comenzaron a rechazarlo y a ser agresivos con él.

Así, los monos pueden por lo menos entender y responder con eficacia a la diferencia entre un proveedor generoso y uno tacaño. Sin embargo, el hecho de que estas diferencias tuvieron que ser hechas con bombones en lugar de una representación más abstracta de valor (dinero) sugiere que tienen una capacidad limitada para comprender el sentido del dinero.

En otro experimento se demuestra que los monos siempre quieren ganar y no tienen ningún tipo de escrúpulos. Podemos ver esta respuesta de los monos de diferentes maneras: una de ellas es que no se preocupan con cuestiones relacionadas al orgullo, la autoestima, y la justicia, sólo piensan en obtener algún beneficio, por más mínimo que sea. Otra manera de ver esto, sugiere que los monos son inteligentes. Según los economistas la gente está orientada a maximizar sus propios beneficios. Si usted y otra persona trabajaron para recibir 1000 pesos, y esa persona tiene el poder para dividirlo y decide ofrecerle sólo 100 pesos, y mantener el resto para sí mismo, así, sigue siendo mejor 100 pesos, “es mejor que nada” (así razonaría un mono).

Por eso, cuando los monos juegan, se comportan como los economistas creen que los humanos deberían hacerlo. Siguiendo la lógica financiera es mejor aceptar cualquier oferta por encima de cero. De este modo, los monos, si bien son listos (porque salen con algo más cuando terminan el juego que cuando lo iniciaron), no son sensibles a las cuestiones de equidad, ni tienen desarrollado el sentido de justicia, cosa distinta en el caso de los seres humanos.

Cuando los humanos obtienen más de lo que merecen en un intercambio pueden experimentar culpa, vergüenza o tratan de corregir la situación. Este es uno de los puntos donde los seres humanos parecen separarse de las demás criaturas, y una de las causas del por qué los humanos generaron el dinero: porque permite el comercio de los recursos sobre la base de la equidad, la cual está sujeta a los tipos de cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s