¿Cómo puedes mantener el control con personas competitivas?

Por: Natalie Despot

Twitter: @Natdespot

 

Todos hemos tenido que lidiar con personas competitivas. Recordemos nuestros días de infancia en los que nuestras amigas nos enseñaban sus vestidos y juguetes para decirnos que ellas tienen cosas mejores o incluso, que son mejores que nosotras. La competitividad, fenómeno de rivalidad social, se va tornando más agresiva y sutil con el paso del tiempo, como cuando un compañero del trabajo se adjudica el crédito de un proyecto que tú pensaste o que, para ganarse la confianza del jefe, comienza a decir mentiras sobre tu persona para así él poder resaltar más.

Las personas competitivas pueden provocarnos sentimientos de irritación, ansiedad, o impotencia. También nos llevan a plantearnos si en efecto somos inferiores y no estamos en sintonía con su nivel de talento, riqueza o realización. También se puede reaccionar siendo más competitivo, y terminar gastando más tiempo, energía y dinero por demostrarle quien eres en verdad.

No es fácil lidiar con una persona competitiva y menos aún si es tramposa. Sin embargo,  en este mundo acelerado en el que la lucha por el poder es feroz, nos llevará a toparnos una y otra vez con este tipo de personas, por eso es muy importante saber cómo tratar con ellas de una manera asertiva. Para tener domino en el asunto necesitamos: conocer las causas que la hacen competitiva y conocer el método adecuado para tratar con ellas. En este post trataré la primera parte, así que pasemos a conocer las causas.

Primero hablaremos sobre la autoestima frágil. Todas nuestras acciones están fuertemente influenciadas por el auto concepto que tenemos de nosotros mismos. Una persona de autoestima frágil pasa gran tiempo comparándose con otros. La seguridad en su persona depende en la aceptación o admiración que causa en los demás. Cuando avanza en sus logros se considera superior al resto, en cambio, cuando se encuentran con obstáculos que no logra superar, tienden a sentir vergüenza y dudan de sí mismos. Esto da lugar a la ansiedad y a la vigilancia del rendimiento y condición socioeconómica de los demás (compañeros del trabajo, familiares o amigos).

Por otro lado, cuando tratamos el tema de modelo de escasos recursos, algunas personas tienen un modelo de relaciones que se basa en la escasez de recursos. “Si tú consigues algo, hay menos para mi”, les indica su estrecho esquema de relaciones humanas, por ello tienden a ser personas celosas y controladoras. La razón de esto radica en que sienten una profunda inseguridad y piensan que sus necesidades no podrán satisfacerse. Una de las razones a este comportamiento se debe a que los padres estuvieron ausentes o que no prestaron atención a sus necesidades emocionales.

Este modelo de relaciones no tiene en cuenta el hecho de que los seres humanos somos seres intrínsecamente sociales y que la interacción y cooperación con los grupos sociales más grandes puede aumentar nuestros recursos personales y ambientales. Un modelo de recursos escasos mira el mundo en “blanco y negro”, es decir, es un pensamiento que divide a la gente en categorías separadas e ignora que, a pesar de las diferencias, ambos persiguen objetivos comunes (bienestar económico, salud, seguridad, cuidar de la familia) y que si trabajaran en conjunto sería más fácil conseguirlos.

Por último se encuentre el narcisismo y sociopatía, con lo que nos referimos a aquellas  personas competitivas que pueden ser patológicamente narcisistas y egocéntricas. Ello no les permite mirar a los demás como un ser humano autónomo, sino como una extensión de ellos, buscan en ellos una fuente de admiración y alabanza por sus logros, o los ven como una amenaza potencial para su propio éxito. En otras palabras, miran a las personas como un instrumento con el que pueden satisfacer sus propias necesidades o aumentar sus recursos. Si además de narcisistas son sociópatas, pueden recurrir a la manipulación,  engaño, intimidación y abuso para eliminar o al menos neutralizar las amenazas que ellos encuentran en la competencia.

Estos saboteadores son los más difíciles de tratar, especialmente si tienen un puesto de poder en un ambiente de trabajo o grupo social, cosa que sucede frecuentemente, pues tienden a buscar posiciones en las que tienen control sobre los demás.

Dentro de los efectos anteriores podemos decir que todos los ambientes de trabajo implican algún grado de competencia. La sana competencia que se equilibra con un sentido de respeto mutuo y compromiso con cumplir metas comunes puede estimular a la gente a tener un mejor desempeño en su trabajo. No obstante, si la competencia conlleva engaños, traiciones y trampas puede  afectar a la salud y el rendimiento de los empleados o miembros del grupo. Del mismo modo, vivir como un paranoico, protegiendo constantemente la posición, defendiendo el territorio y mirando a  los demás como posibles enemigos puede tomar un costo muy alto en la salud metal y corporal. La actual recesión se ha traducido en un menor número de empleos y la incertidumbre laboral aumenta la competitividad.

A nivel nacional estamos viendo un aumento en los trastornos de ansiedad y problemas de salud mental. Por eso es importante cambiar esa mentalidad estrecha que nos lleva a mirar a los demás como posibles obstáculos en la realización de nuestros objetivos. No hay duda, se llega más lejos cuando se trabaja en equipo bajo un esquema de sana competencia. Lo más valioso en este mundo, creo yo, es poder compartir con personas distintas a nosotras, que nos ofrecen algo que no tenemos: un punto de vista que nos hace ver un tema desde una perspectiva más amplia; una habilidad que hace que los procesos se desarrollen con más creatividad; una actitud que nos lleva a plantearnos nuestro propio comportamiento y enriquecen así toda nuestra experiencia.

En el próximo post desarrollaré con más detalle cómo trabajar bajo un esquema de sana competencia, y también ofreceré distintas metodologías para lidiar con personas competitivas ya sea en el ámbito laboral, social o familiar.

 

Un comentario en “¿Cómo puedes mantener el control con personas competitivas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s