Quién es quién en tu empresa

Por: Ana Belén Díaz

Twitter: @anabee2

Cada compañía está conformada como una unidad social única, que se va estructurando de acuerdo a las características de las personas que laboran en ella convirtiéndose en una sociedad y de esta manera podemos abordarla para conocer las interacciones que existen entre sus miembros.

Jacob Moreno realizó una investigación sobre la evolución y organización de los grupos, así como el rol que desempeñan los individuos en los grupos, a este estudio se le dio el nombre de sociometría.

Con ella podemos entender las relaciones que se dan dentro de la empresa, vista como grupo humano, y conocer la forma en la que las personas se influyen y relacionan creando lealtades y divisiones que afectan la interacción dentro de la empresa.

Como ya había mencionado en otro de mis post, el éxito de un equipo de trabajo es el conocimiento que se tiene de cada uno de sus integrantes y aprovechar al máximo sus capacidades encaminándolas hacia un objetivo común. Este conocimiento engloba la forma en la que el individuo interactúa con los otros miembros del grupo.

El empresario que utiliza este método busca: conocer el nivel de aceptación que una persona tiene en su grupo, evaluar el grado de cohesión, localizar a los individuos más rechazados y más valorados (líderes potenciales), localizar a los sujetos aislados que no despiertan ni admiración ni rechazo, comprobar las consecuencias de la incorporación de nuevas personas al grupo y el grado de aceptación que tienen al momento de incorporarse.

Este conocimiento se obtiene mediante la observación y la formulación de preguntas clave como con quién les gusta trabajar, con quién no quieres trabajar, a quién elegirías para formar un equipo, etc.

Cuando todos los trabajadores contestan el cuestionario se estudian los puntos comunes y se localizan aquellas personas que son consideradas líderes dentro de la organización, si el resultado corresponde a las personas que tienen un puesto directivo lleva a que el grupo se organice de forma fácil pues reconoce a su líder como tal.

Pero si al momento de realizar el estudio nos damos cuenta que el puesto de liderazgo no corresponde a un liderazgo real sino a uno impuesto, o que alguna persona es rechazada por los miembros del equipo, es momento de reestructurar la unidad y formar nuevos grupos.

Este método no nos dice mucho de la persona pero si de su relación con la sociedad en la que se desenvuelve y el rol que tiene en ella. Se ve al trabajador como una pieza en el engranaje laboral, mientras mejor embone el mecanismo mayor será su productividad.

Si sabes quien es quien en tu empresa puedes saber como va a funcionar todo el sistema y organizarlo de acuerdo al fin que se busca alcanzar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s