Sobre la (in)utilidad de repartir las utilidades entre los empleados

Por: Juan José Díaz

Twitter: @zoonromanticon

Hace dos días, durante una comida, me acusaron de ser poco socialmente responsable. El motivo: argumenté en contra de la repartición de utilidades; peor aún: argüí que era más responsable no repartirlas que sí hacerlo.

¿Por qué un colaborador tiene derecho a recibir, una vez al año, una parte proporcional de las utilidades que generó una empresa? El argumento más fuerte a favor es que ellos fueron parte de la creación de dicha riqueza y que por lo tanto merecen gozarla. Mi argumento: la utilidad no es (completamente) la riqueza que generaron los colaboradores y los socios y, además, la riqueza que sí generaron la reciben los colaboradores en modo de un sueldo o salario.

Dos contraargumentos atacaron mi postura. El primero: el nivel de sueldos y salarios (al menos en México) es patético; el segundo: el dinero que reciben los colaboradores mensualmente es una “renta” por el tiempo que la empresa tiene derecho a “emplearlos” con el fin de generar riqueza.

Y aquí murió la conversación, porque por azares de la comensalidad la charla migró hacia temas electorales, faranduleros y escatológicos. Ahora continúo con mi exposición de motivos.

Contra los dos argumentos que me dieron propongo dos respuestas.

Es cierto que muchos sueldos y salarios son indignos de cualquier persona. Pero que haya un problema en ellos, no es razón para corregirlo con un parche, y eso sería repartirles las utilidades con ese fin. Valdría más la pena hacer un ajuste presupuestario para poder otorgar sueldos competitivos, que no insulten a nadie.

En cuanto a la idea de que el dinero quincenal o mensual es una renta por el tiempo invertido, me parece una salida simplona al problema. Si una persona se renta (o renta su tiempo) a una empresa, puede ser considerado –grosso modo- como un empresario que crea su propia riqueza, sin necesidad de más colaboradores que él, mediante un modelo de negocio de arrendamiento. ¿Por qué otro empresario, que crea su riqueza mediante otro modelo de negocio distinto, tendría que darle una parte de dicha riqueza? Es injusto, imprudente e, incluso, inmoral. Sí, inmoral: pues supone al empresario arrendatario de su tiempo como un sujeto menos favorecido que el empresario arrendador.

Sin embargo, pese a estas dos consideraciones que hago, quiero aclarar que estoy de acuerdo con un punto: colaboradores y socios o dueños crear riqueza juntos y por ello merecen gozarla de algún modo justo.

Lo que propongo es considerar la riqueza de un modo más amplio. Por una parte, el dinero y por otra parte el bienestar. La riqueza-dinero se debe repartir justamente en un esquema mensual o quincenal entre los colaboradores. Ello implica que la utilidad que genera la empresa se reparte ya en cada pago.

La riqueza-bienestar tiene varios factores. El primero y más sencillo es el material, que puede manifestarse en diversas prestaciones para los colaboradores y dueños; éstas son un añadido al pago periódico y suman a la riqueza-dinero un valor nada despreciable. Otro factor debe ser el entorno: la riqueza-bienestar se “reparte” a los colaboradores en la construcción de ambientes y ámbitos de trabajo cómodos y dignos para el desarrollo de sus actividades. Lugares que no sean sólo mazmorras donde un empleado pueda ser productivo, sino pequeños espacios acogedores que demuestren cuidado. Un último factor debería ser de trascendencia: la riqueza-bienestar puede repartirse en elementos que permitan a los colaboradores caminar hacia un desarrollo pleno de sus personas: programas de formación en ámbitos no laborales como las artes, las humanidades y cualquier tópico que les pueda interesar.

Esta es sólo una aproximación, pero creo que abre más las posibilidades de una discusión que nos lleve a construir una empresa más responsable y, por lo tanto, más humana.

Y tu empresa, ¿cómo reparte la riqueza?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s