Pintar tu propio camino amarillo: el presupuesto en la empresa

Por: Ana Belén Díaz

Twitter: @anabee2

En la obra “El mago de Oz” los personajes principales tienen como objetivo llegar con el mago. Para lograrlo, lo único que deben hacer es seguir el camino amarillo.

Llegar a su meta consiste en una simple acción, caminar por un sendero claramente marcado que empieza donde ellos están y termina donde quieren llegar. Si todas las decisiones se basaran en acciones tan sencillas como ésta, todos lograríamos llegar a nuestros objetivos.

Ese camino amarillo sí existe en el ámbito empresarial y es conocido con el nombre de “presupuesto”.

El presupuesto es un proceso de planeación y administración, que se presenta como un completo plan financiero que ayuda al empresario a identificar, desarrollar y evaluar las oportunidades de inversión que pueden ser rentables para la compañía y que dirige todas las acciones a la consecución de las metas propuestas.

Todas las empresas sin importar su tamaño se enfrentan a una dura realidad, la escasez de recursos. Aprovechar lo que tenemos y planificar su aprovechamiento en aras de alcanzar las metas propuestas se convierte en el éxito o fracaso de la compañía.

El presupuesto nos ayuda a calcular de manera anticipada los ingresos y egresos que vamos a tener en un periodo determinado. Si sabemos con cuánto  vamos a contar durante todo el tiempo presupuestado podemos evaluar si estamos cumpliendo con lo planeado y corregir aquellos errores que nos desvían de la meta.

Cuando una empresa conoce su punto de partida y su objetivo final, dibujar el camino que seguirá, disminuye el riesgo de realizar acciones que gasten los recursos que tenemos en acciones improductivas.

Las medidas que se eligen van encaminadas a cumplir el presupuesto, eso facilita la toma de decisiones, ya que todos los miembros de la empresa conocen el rango de actuación que tienen y el objetivo que comparten todos en la organización.

Cada empresa debe tomar su pincel y pintar su propio camino amarillo, conocer tu empresa y saber hasta dónde la quieres llevar es el primer paso, el segundo es planear cómo llegar a esa meta. Presupuestar nos muestra el panorama al que nos enfrentaremos y la forma en la que vamos a trabajar para encaminar todos nuestros recursos de manera responsable, para la consecución de la meta propuesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s