Contrasta y aplica ¡sé la diferencia!

Por: Natalie Despot

Twitter: @Natdespot

En mi post previo, hablé sobre la importancia de distinguir entre aquello que nos da placer a corto plazo (felicidad) y aquello que potencia no sólo el placer, sino todos los elementos que integran nuestro ser y nos hace sentir completos (plenitud).

Conociendo el contraste entre felicidad y plenitud, revisemos las maneras en que podemos aplicar ese conocimiento teórico a la propia vida. Te recomiendo lo siguiente:

En primer lugar debes aclarar tu mente, es decir, distinguir entre aquello que piensas que te traerá felicidad y lo que te traerá plenitud. Para esto, toma una hoja de papel y realiza dos columnas: en una escribe lo que te harán feliz en los próximos meses y en la otra, sobre las cosas que te hacen sentir pleno.  Ahora compara las dos listas: ¿para ti felicidad y plenitud son lo mismo?

En segundo lugar, pasa al plano de lo concreto. Para esto compra un cuaderno de bolsillo o crea tu propia “App de satisfacción” para tu celular. A la hora del almuerzo y antes de irte a la cama por la noche, anota los diferentes eventos que se produjeron durante el día y etiquétalos con una F o P. Después de ello, analiza cómo muchos de estos incidentes están relacionados con otros los objetos y cómo involucra a otras personas. Éste ejercicio te ayudará a ver tu propia realidad con un marco de comprensión más amplio y así mismo te ayudará a identificar lo que realmente puede brindarte plenitud. Al final de la semana, compara esta lista con la lista de la primera etapa y responde: ¿ha cambiado tu perspectiva sobre lo que significa para ti felicidad y plenitud?

Como tercer tip, te invito hacer la diferencia. ¿Cómo? dando más de ti a tu familia, comunidad, empresa o con quienes te necesiten. Piensa en tus intereses, las habilidades y talentos que tienes. Piensa de qué manera puedes poner al servicio de los otros tus capacidades ¿Estás actualmente involucrado en alguna actividad de voluntariado o en algún club que presta servicio a la comunidad?  Tal vez cuentas con poquito tiempo, pero podrías hacerlo una vez al mes… Para dar más de ti, y hacer la diferencia, no necesitas tener una habilidad extraordinaria, o un título universitario… puedes comprometerte con un poco de tiempo. Por eso te invito a que encuentres una sola causa que merece que le dediques al menos una hora de tiempo, ya sea durante el día, la semana o el mes.

La búsqueda de la propia felicidad personal puede hacer que te sientas vacío, pero esta sensación no la padecerás si aprendes a vivir por aquello que realmente vale la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s