Scheherezade


Image

Por: Santiago Piñeirúa

Twitter: @spineiruaz

Scheherezade es un personaje que enmarca la famosa compilación de cuentos árabes sobre el Oriente Medio conocida como Las  mil y una noches. El personaje de esta bella mujer es electrizante y seductor, pues es la primera que utiliza su bondad e inteligencia para sobrevivir la venganza de Shahriar, después de que este sultán  mandara decapitar a tres mil mujeres, todas sus esposas, al día siguiente de la primera noche que pasaba con ellas. Este personaje sirve de enlace entre el compendio de cuentos, pues es la narradora de las historias. Scheherezade cuenta una de estas historias al sultán cada noche y éste, al quedar intrigado, le perdona la vida en espera de una nueva historia en la siguiente noche. Después de un tiempo se enamora de ella y la convierte en su reina.

El compositor Nikolái Rimsky – Kórsakov (1844 – 1908), exponente ejemplar del romanticismo ruso, encuentra en esta historia una fuente de inspiración para crear no sólo una de sus obras más importantes, sino una de las más importantes del repertorio sinfónico: la suite sinfónica Scheherezade.

Entre las genialidades de Rimsky – Kórsakov, las armonías y la manera de utilizar la orquesta para, literalmente, narrar la historia de Scheherezade destacan particularmente. La popular obra contiene un tema que es única y exclusivamente asignado a la voz de Scheherezade; es el solo de violín que aparece de manera recurrente en todos los movimientos de la obra, con la misma melodía pero sin ser nunca igual. De este modo el compositor anticipa cada historia con la voz de su narradora.  Este solo de violín lo pueden escuchar desde el minuto 1:00 de la grabación que les pongo al final.

Del mismo modo incluyó una melodía para el sultán, presente durante la obra. Es posible apreciar este tema en las primeras notas de la obra.

La obra tiene cuatro movimientos,  cada uno representando una historia distinta. El autor originalmente le puso los títulos de las historias, recordándonos que esta es una obra de carácter programático. Los títulos son:

1.- El mar y el barco de Simbad.

En este movimiento la orquesta utiliza sus recursos instrumentales para crear una atmósfera muy descriptiva del viaje en barco, la majestuosidad del mar y el movimiento de las olas. Escuchen el minuto 1:34 ,  momento en el que empieza la historia en el primer movimiento. Podrán escuchar también como se entrelaza la voz de Scheherezade durante la narración.

2.- El cuento del príncipe Kalendar.

Con el mismo carácter descriptivo Rimsky – Kórsakov vuelve a narrar una historia; el príncipe Kalendar ha dejado atrás su vida de riqueza y se ha realizado votos de pobreza y castidad. El solo de fagot que se aprecia al principio (minuto 9: 18) muestra un carácter un poco nostálgico que, a lo largo del movimiento, se va desarrollando hasta recordar la opulencia en la que vivía.

3.- El joven príncipe y la joven princesa.

Este movimiento protagoniza un diálogo entre los violines y un clarinete, combinando el carácter lírico con los colores orquestales. Es fantástico cómo el autor logra captar la atención del oyente con melodías tan simples y sin embargo tan elaboradas. Este movimiento es simplemente una canción de amor. Lo pueden apreciar desde el minuto 20: 50.

4.- Festival en Bagdad. El mar. El barco de Simbad se estrella contra las rocas.

El último movimiento es el más virtuoso, por la necesidad de describir una fiesta llena de bailes y colores. La habilidad del compositor es requerida al máximo en este movimiento al entrelazar esta historia con la escena en la que Simbad y su barco se ven sumergidos en una tormenta. Esta descripción es apreciada durante el movimiento al presentar varios temas de movimientos anteriores, unificando así la obra de manera contundente hacia el final.  Este movimiento empieza en el minuto 30:29

He aquí la obra completa:

La importancia de esta obra no sólo fue musical, sino política. Rimsky – Korsakov gozó de un buen recibimiento de esta obra sinfónica por ser una suite que centró su esencia en el interés por la cultura oriental, contribuyendo directamente a la creciente búsqueda de identidad de las naciones. Sin embargo la orquesta, los instrumentos, la armonía tonal y el romanticismo de su estilo convierten esta obra en un ícono de la música clásica occidental.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s