¿Acaso necesitamos de la certeza para poder decidir?

Image

Por: Natalie Despot

Twitter: @Natdespot

La mayoría de nosotros hemos experimentado alguna vez miedo al momento de tomar una decisión, especialmente cuando se pone en juego algo importante; hay quienes tienen la creencia de que ese miedo se disiparía si alcanzamos la certeza, esa seguridad subjetiva de saber que estamos en lo correcto y que tenemos la capacidad de predecir y saber qué esperar.

Algunas personas, a pesar de la falta de certeza, son capaces de atinar con su decisión y asumir los retos que ésta conlleva; otras ante la incertidumbre, elevan su nivel de ansiedad y son incapaces de razonar y sopesar bien los pros y contras de su decisión, de manera que terminan tomando una decisión impulsiva. Muchos otros, se quedan con la duda de haber tomado otras decisiones y se torturan lamentando su opción final.

Creo que para poder decidir asertivamente no necesitamos certeza, sino confianza en nosotros. Es irónico, pero muchas veces nos sentimos exhaustos y abrumados por miedo a tomar la decisión incorrecta y resulta que, justamente por estar bajo ese estado emocional nos equivocamos al momento de decidir.

He aquí la paradoja: si no dejas que la ansiedad se apodere de ti y más bien confías en tu capacidad de decisión, te conectas mejor con tu capacidad de razonar. La razón es una facultad que el ser humano ha desarrollado como ningún otro, la fuente de la razón no está en algo etéreo o espiritual, sino se encuentra estrechamente conectada con la neo-corteza, la parte más desarrollada del cerebro humano. Aunque todos los mamíferos tienen cerebros similares, el nuestro ha desarrollado habilidades de razonamiento impresionantes. Pero, ¿qué ocurre cuando la parte más antigua del cerebro se pone en estado de alerta? Nos volvemos primitivos y generalmente actuamos del modo contrario a los dictámenes de la razón, por eso nunca es bueno decidir cuando uno está asustado, enojado o bajo un estado emocional intenso.

¿Cómo puedes retomar el control de tus emociones al momento de decidir? En primer lugar, debes reconocer que no puedes tener la certeza total de las consecuencias que tendrán tus decisiones. Ahora, si bien no puedes tener certeza, sí puedes tener confianza, de tal manera que si no encontraste la panacea de la verdad, tienes en tu poder la capacidad de tratar con los retos que se van planteando en tu camino. No necesitamos certeza para decidir, lo que necesitamos es confianza y esfuerzo.

Un comentario en “¿Acaso necesitamos de la certeza para poder decidir?

  1. Me ha dejado con muchas inquietudes tu post. Te las comparto.

    No sé si estoy de acuerdo en llamar “primitivas” a nuestras emociones. Si el ser humano ha evolucionado más su cerebro que cualquier otro animal y las emociones residen en él, ¿por qué no podemos pensar que nuestras emociones están más evolucionadas también? ¿Son las emociones totalmente inútiles para tomar decisiones o contrarias a la razón? ¿Para qué son, entonces?

    Y si la razón pura es el mejor modo de tomar decisiones, ¿tomarlas cuando se está muy contento también es entorpecerlas? ¿Incluye el “estado emocional intenso” cosas como la felicidad o el enamoramiento?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s