La celebración de lo bueno

Por: Emilia Kiehnle

Twitter: @e_kiehnlem

 

Ayer Eudoxa cumplió tres años de existir. Suena a poco tiempo, pero cuando uno voltea para atrás y ve el camino recorrido, se da cuenta de que tres años han sido suficientes para generar muchos cambios y romper varios paradigmas (ajenos y propios).

Formar una empresa es como tener un hijo: uno empieza emocionado y con mucha pasión, un tanto asustado y sin tener todavía una idea clara de a qué se está metiendo. Con el tiempo, la empresa va creciendo y formando poco a poco una personalidad y una cultura propias. En el ínter uno también aprende y cambia mucho. Se meten muchas patas, pero al levantarse y aprender de los errores el equipo se depura y fortalece. Después de tres años, uno se da cuenta de que ya no querría hacer otra cosa que dedicarse a su empresa y a verla crecer y prosperar.

Para mí, en lo personal, Eudoxa significó un cambio radical de pensamiento y de forma de ver el mundo, particularmente a mi país. Los mexicanos estamos muy mal acostumbrados a pensar que vivimos en una sociedad de “cangrejos”, en donde todo mundo busca su propio beneficio y no duda en pisar al otro para salir de la cubeta. Estamos acostumbrados a desconfiar de nuestras autoridades y a quejarnos de lo mal que se hacen las cosas, en nuestra ciudad, en las instituciones y en nuestro lugar de trabajo. Somos críticos expertos, pero pocas veces nos paramos a ver las cosas buenas que tenemos y que podríamos explotar.

El otro día comentaba esto con unos amigos y les platiqué de una experiencia reciente que tuve en la universidad en donde doy clases. Acaban de ser las jornadas anuales de filosofía y varios de los profesores nos admiramos por la cantidad de alumnos que participaron este año, bastante superior a las ocasiones anteriores. El tema de reflexión de las jornadas versaba sobre “La persona en México y sus circunstancias”, y se habló de varios problemas que aquejan a nuestra sociedad actual y del papel que juega la filosofía en ellos.

Todo iba muy bien. Sin embargo, a la hora de las preguntas, varios alumnos mostraron una actitud bastante fatalista ante los temas que se habían tocado. Uno de ellos preguntó a uno de los expositores: “Ya vimos un montón de problemas que existen en nuestro país, pero ¿cómo podemos nosotros hacer algo por resolverlos si la actitud del mexicano es siempre tan apática? A la gente no le interesa resolver los problemas, prefiere no verlos y ya.” El expositor, que era extranjero, escuchó todos los argumentos que daba este alumno y al final le contestó: “Sí es cierto que hay gente que tiene esta actitud, pero ¿por qué piensas que es algo característico de los mexicanos? En mi tierra y en todo el mundo también hay gente así. Ustedes los mexicanos no son apáticos, es un discurso que ya compraron e interiorizaron, pero si fuera verdad, ni tú ni tus compañeros estarían aquí.”

Criticar siempre es fácil, pero el pensamiento crítico verdadero requiere de compromiso, pues incluye ver tanto lo malo para corregirlo, como lo bueno para aprovecharlo.

Empezar una empresa nos obliga a ver lo bueno y a hacer un ejercicio de esperanza. Continuar con ella requiere de mucha fortaleza y de confianza en uno mismo y en las otras personas, ya sean compañeros de trabajo, aliados o clientes. Por eso celebrar el cumpleaños de una empresa no es nada más armar relajo por haber “sobrevivido” otro año: también es una declaración de confianza y esperanza en nuestra gente y en nuestra sociedad.

Hoy puedo decir con orgullo que dentro de Eudoxa hemos logrado que se viva un ambiente muy positivo de trabajo y de mucha esperanza. El equipo que hemos formado a lo largo de estos años está conformado por personas comprometidas, apasionadas y trabajadoras, pero, sobre todo, valientes. Los que están hoy en Eudoxa son los que se atrevieron a arriesgarse por ella y a confiar en la importancia de su propio trabajo y en el de sus compañeros, lo cual no es nada fácil cuando todo el día se escuchan esta clase de prejuicios culturales que mencioné anteriormente. Por eso hoy quiero agradecer de corazón a todos los que ayudaron a conformar esta (todavía) pequeña empresa y especialmente a los que se quedaron y siguen poniendo su trabajo y su buena actitud, a pesar de las adversidades y dificultades, que no han sido pocas.

Gracias por haberme cambiado el paradigma y por haberme enseñado el significado de la crítica virtuosa y del verdadero trabajo en equipo. Hoy, después de tres años con ustedes, puedo decir que me han hecho una mejor persona y una mejor mexicana. ¡Vamos por muchos más!

2 comentarios en “La celebración de lo bueno

  1. ¡Muchas gracias por tu comentario! Y qué gusto saber que nos lees regularmente.

    El video me gustó mucho, curiosamente lo acabo de ver la semana pasada. Me llamó la atención lo que dice Simon Sinek sobre preguntarse el “por qué” de la empresa. En Eudoxa llamamos a eso la “vocación responsable”, y no sólo tiene que ver con un tema de liderazgo, sino también de responsabilidad social, lo cual lleva a las empresas al éxito.

    Me diste la idea de escribir sobre esto en el blog. Subiré mi post sobre el tema este viernes, a ver qué opinas. Saludos 😉

    Me gusta

  2. Hola, después de leer este post se me hace imprescindible recalcar justamente esta parte de creer en lo que se puede hacer, en lo que se puede cambiar, y que todo parte de qué tan convencidos estemos nosotros y las personas que están a nuestro alrededor.

    Les comparto una frase Simon Sinek: “If you hire people just because they can do a job, they’ll work for your money. But if you hire people who believe what you believe, they’ll work for you with blood and sweat and tears.”

    Es excelente la propuesta que presenta Eudoxa como empresa. Leo periódicamente los post, todos tienen su toque especial, sin dejar de mencionar que son muy enriquecedores en muchísimos aspectos. Muchas felicidades y vengan muchos años más de éxitos y grandes ideas por compartir.

    Les dejo con este video que me parece muy recomendable, espero tengan oportunidad de echarle un vistazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s