La vocación responsable

vocación

Por: Emilia Kiehnle

Twitter: @e_kiehnlem

Hoy en día la mayoría de los empresarios entienden que para poder hacer un plan estratégico de su empresa necesitan primero tener una declaración con su misión, su visión y sus valores o virtudes, pues para ponerle objetivos y darle una dirección definida a cualquier organización, primero hay que tener claro para qué existe, a dónde queremos que llegue y qué actitudes necesitamos fomentar al interior de nuestra institución para lograr nuestros objetivos.

Sin embargo, hay otra parte de la declaración estratégica que aún no se da por sentada como la misión o la visión, pero que también es importante: la “vocación responsable“. El término fue acuñado por el filósofo y empresario Arturo Ortega para explicar que cada empresa tiene su propio modo de ser responsable socialmente y que este modo es tan propio y particular de la empresa misma que, en cierto modo, forma parte de su propia forma de ser.

En otras palabras, si tuviéramos que dar una definición rápida y concreta podríamos decir que la vocación responsable de una empresa es su misión expresada en términos de responsabilidad social.

Hace poco estaba discutiendo con mis colegas eudoxos esta noción y Alberto me dijo algo que creo que la explica muy bien. Dijo que, a diferencia de la misión y la visión, que surgen de uno o de la empresa misma, la vocación es un llamado: algo que nos da dirección, pero desde fuera. Si toda empresa tiene responsabilidad con sus grupos de interés, entonces toda empresa tiene algún tipo de vocación. ¿A qué nos llaman la sociedad, nuestros clientes, nuestros colaboradores y nuestros aliados?

Esta pregunta es muy diferente a la de la misión, pues en la misión me pregunto para qué existe la empresa y yo mismo doy la respuesta. En el caso de la vocación la respuesta no la decido yo, sino que la contesto descubriéndola según la relación que tiene mi empresa con sus diferentes grupos de interés. Por eso la pregunta cambia de un “para qué estoy” a un “hacia qué estoy llamado”.

Aunque me parece que en palabras de Alberto la definición de la vocación responsable queda muy clara, es un concepto que no se puede entender del todo si no comprendemos que la responsabilidad social no es algo que nosotros elijamos hacer porque “somos muy buenos” o porque “nos gusta ayudar”, sino que es algo que ya nos viene dado.

La responsabilidad social no se trata de inventar cosas para mejorar el entorno de la empresa (como si fuera una especie de agregado o “plus”), sino que se trata de responder a la situación social en la que ya estamos inmersos por el simple hecho de existir como empresa. Por eso cada organización tiene un modo particular de responder a esa responsabilidad que ya tiene de suyo.

No porque algo se considere bueno en general significa que todas las empresas tienen que hacerlo para ser responsables; no porque los horarios flexibles de trabajo mejoren la calidad de vida de los empleados de una firma de diseño implica que también debe aplicarse en una cafetería, por ejemplo. No porque pensemos que es algo bueno que a las mujeres tengan cada vez más lugar en el campo laboral significa que para ser responsable socialmente un taller mecánico tenga que contratar mujeres para ponerlas a cargar piezas de motor. Incluso en ese caso quizás lo más responsable sería no contratarlas para ese trabajo específico.

Cada empresa es única y, por lo tanto, cada una tiene que encontrar su propia forma de responder a su responsabilidad particular, expresada en objetivos concretos. De este modo, la vocación responsable funciona como una pauta que nos da identidad y guía para saber qué objetivos de responsabilidad social debemos ponernos.

De este modo podemos ver por qué plantearnos una vocación de nuestra empresa no es un ejercicio intelectual ocioso, sino que es fundamental para tener una planeación estratégica completa y coherente que tome en cuenta las relaciones de la institución no sólo a su interior, sino para con todos sus grupos de interés.

Por eso vale la pena hacer el ejercicio de preguntarse: ¿a qué está llamada mi empresa para con su sociedad?

Un comentario en “La vocación responsable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s