De la buena costumbre de fechar

young-girl-learning-to-write.jpg!Large

Por Antonio Briseño

Twitter: @Antonio_Bri

Nezahualcóyotl, Estado de México a 30 de enero de 2013

Recuerdo que, cuando era pequeñito e iba a la escuela primaria, siempre olvidaba fechar mis trabajos, mis cuadernos y, en general, toda actividad escrita que me era encargada por mis maestras. Sin embargo en esa época carecía yo de criterio como para saber por qué me pedían fechar mis trabajos escolares. Cuando entré a la secundaria me pasó un poco igual. Olvidaba fechar trabajos, cuadernos y demás. Ahora esto generaba sanciones. A la hora de ser calificado perdía puntos porque mis cuadernos, mis tareas y demás entregas no tenían fecha. En la secundaria uno comienza a ser adolescente y a muchos nos pasa que, en esta etapa de la vida, creemos que todo lo que las personas cercanas a nosotros hacen es para molestarnos. Así que pensaba que los profesores que me bajaban puntos por no poner fechas lo hacían sólo por molestar. Yo, como buen adolescente rebelde, dejé de fechar a propósito.

Sin embargo existen motivos serios para fechar nuestro lenguaje escrito, aunque nosotros mismos no seamos muy conscientes de lo importante que es fechar (más allá de hacerlo por ser ocasiones especiales, dignas de celebrar, como en una tarjeta de cumpleaños). Si estudiamos un poco de historia podremos darnos cuenta prontamente de todos los problemas y dudas que se presentan ante los vacíos de información que existen en ella, pues muchas veces sólo se conservan relatos, mitos o algunos apuntes sin fechar. Los documentos que se encuentran fechados, por el contrario, hacen mucho más fácil la investigación y la reconstrucción de otra época o de la civilización a la que pertenecieron esos escritos.

Nosotros somos parte de la historia, de modo que estamos condenados a desaparecer en algún momento. Por esto fechar nuestros documentos es importante, pues podría ayudar a las civilizaciones futuras a entender nuestra cultura (construcciones, arte, trazos urbanísticos, estilo de vida, etc.), dándole de ese modo permanencia en el tiempo.

Pero fechar nuestros documentos para este fin, más que ser un acto egocéntrico o patriótico, se puede convertir en un acto de humildad, de humanidad, pues nos reconocemos inmersos en una cadena de eventos en la que nuestros antepasados nos han dejado herencias que son fáciles o difíciles de interpretar según ellos las hayan o no registrado en el tiempo. Del mismo modo, en algún momento seremos los antepasados de otra civilización y de nosotros dependerá, aunque físicamente no estemos, que sea fácil o no la identificación y asimilación de los conocimientos que la humanidad haya ido acumulando a través del tiempo.

En esta cadena histórica donde la humanidad va adquiriendo, acumulando y heredando conocimiento, se encuentra lo que llamamos tradición. Al reconocernos como seres en el tiempo, como un eslabón de la tradición, sabemos que somos herederos de todo lo que nuestros antepasados han hecho, descubierto, aprendido, pero también nos reconocemos como intermediarios en la cadena y no como el final de la misma. Es importante saber que somos quienes transmitimos esa herencia pero a la vez la enriquecemos para el eslabón que vendrá a continuación de nosotros.

Hay que reconocer tanto al lenguaje escrito como a la costumbre de poner fecha a nuestras creaciones como un gran medio que tenemos para transmitir parte de nuestros conocimientos de manera efectiva, pues ¿qué tan bien heredaríamos la tradición y nuestro bagaje cultural si no lo hacemos de forma que queden plasmados de modo casi perenne y claramente ubicados en la evolución de los tiempos?

Quizá no queda más que invitarlos a que la próxima vez que escriban algo, no olviden ponerle fecha, pues de ese modo estarán facilitando a la especie humana transmitir su saber. Y, más importante aún , que recuerden escribir en primer lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s