Empresarios ocupados

calendar

Por: Emilia Kiehnle

Twitter: @e_kiehnlem

Existe un proverbio chino que dice “si quieres que algo se haga, encárgaselo a una persona ocupada”. Y aunque suene paradójico, es completamente cierto: las personas que tienen la agenda llena son las que suelen ser más eficientes al momento de realizar una nueva tarea, mientras que las que tienen todo el tiempo del mundo, son las que tardan más en cumplir con las tareas más simples.

Esto sucede así por una razón muy sencilla: las personas ocupadas lo son porque buscan estarlo. Son personas que saben sacar adelante lo que tienen que hacer porque están acostumbradas a la actividad constante. Por otro lado, una persona que no tiene el hábito de estar ocupada difícilmente podrá terminar una tarea rápida y eficientemente, pues estará acostumbrada a disponer de mucho tiempo, y no de aprovecharlo.

Un error común de los nuevos emprendedores al momento de tomar la decisión de empezar un proyecto es pensar que, al ser los jefes de su trabajo, también serán los “dueños de su tiempo”, lo cual se suele interpretar como que dispondrán de “más tiempo” para hacer lo que quieran. Esta percepción, además de ser errónea, resulta muy peligrosa para empezar con una empresa.

Es cierto que al ser los jefes de nuestro negocio nos convertiremos en los dueños de nuestro tiempo, en tanto que no tendremos un superior al cual reportarle o un calendario u horario preestablecidos a los cuales atenernos. Sin embargo, ser dueños de nuestro tiempo también nos vuelve responsables del mismo, en especial cuando tenemos la intención de dedicarnos a hacer crecer un negocio. Empezar una empresa propia es mucho más demandante que realizar un trabajo como empleado. Sí, tiene muchas ventajas y puede llegar a ser muy liberador y gratificante, pero en cuestión de trabajo implica meterse una verdadera friega todos los días, y si no tenemos nosotros mismos la disciplina para sacar adelante las cosas, nuestra empresa se va a quedar en una mera idea.

Para ser empresarios exitosos tenemos que convertirnos en personas ocupadas y generar ese hábito de la actividad constante. Ahora, cuando digo “personas ocupadas” no me refiero ser personas que están corriendo y en estrés todo el tiempo, o a ser un workaholic que se queda trabajando hasta que el cuerpo no le dé para más. Estar ocupado no implica dedicarle cada uno de nuestros minutos al trabajo de nuestro negocio; simplemente quiere decir que debemos buscarnos cosas que hacer, y, entre más variadas sean nuestras actividades, mejor.

Pueden ser cosas como meternos a algún curso de arte, estudiar un diplomado, ayudar como voluntarios en alguna causa en la que creamos o hacer alguna especie de servicio social, por mencionar algunos ejemplos.

Cuando dejamos un trabajo de empleados para meternos en la aventura de la creación de una empresa, lo primero que perdemos es el caminito trazado que ya teníamos dado. Formábamos parte de una estructura organizada en donde teníamos una hora de entrada y de salida, un tiempo determinado al día para hacer las tareas que nos asignaban, una medida más o menos clara de la cantidad de trabajo que podíamos considerar como suficiente al día y, sobre todo, un jefe o alguien que nos guiaba y nos decía qué teníamos qué hacer y en qué orden. De la noche a la mañana, nos quedamos nosotros solos bajo nuestra propia guía, y es muy fácil caer en la tentación de convertirnos en un jefe demasiado indulgente y poco exigente.

Obligarnos a nosotros mismos a tener varias actividades a la semana nos va a ayudar a establecer un orden en nuestra vida y a tener una percepción más clara del tiempo que real que tenemos y de cómo aprovecharlo. No es lo mismo levantarse un lunes en la mañana y saber que tengo siete días completos para decidir qué hacer con ellos, que abrir mi agenda y desde el principio ya tener varias actividades planeadas y así decidir qué tiempos voy a dedicarle a mi empresa y cómo.

Así es que, retomando el sabio consejo de los antiguos chinos, podemos decir que: si queremos nuestra empresa sea una realidad, tenemos que convertirnos en empresarios ocupados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s