La indispensabilidad de la esperanza

esperanza

Por Regina Oviedo

Twitter: @oh_regina

A lo largo de la historia muchas personas han tratado el tema de la esperanza, en especial desde la perspectiva teológica, pero en este escrito quiero concentrarme específicamente en la mención breve que hace el filósofo Immanuel Kant sobre esta virtud. Kant escribió en su obra “Sueños de un visionario”:

“La balanza del entendimiento no es totalmente imparcial y un brazo suyo, el que lleva la inscripción esperanza del futuro, tiene una ventaja mecánica que hace que incluso razones leves, caídas en el platillo que le pertenece, levanten del otro lado los argumentos especulativos intrínsecamente de mayor peso. Esta es la única injusticia que no puedo suprimir y que, de hecho, tampoco quiero suprimir.”

En la cita anterior el pensador habla de “la balanza del entendimiento”, una forma de evaluación en la que se deben eliminar todos los prejuicios falsos y ciegas interpretaciones de las ciencias, lo que nos ayudará a asignar a los conceptos el peso que deben tener para así poder hacer juicios verdaderos y evitar a toda costa falsedades. La balanza debe contener en su mayoría conceptos justificables y comprobables, y sí, escribo “en su mayoría” porque Kant, como acabamos de leer, evita quitar sólo una injusticia contra este sistema: la esperanza.

¿Cuál es la importancia de la esperanza para los hombres? ¿No es sólo una actitud que evita pensar en el evidente resultado de una realidad y evadir la resignación ante lo seguro?  ¿Por qué es la esperanza una injusticia? ¿Y de qué nos puede servir?

El hombre tiene esperanza desde momentos cotidianos sencillos, como cuando esperamos que no haya tráfico, hasta los más extraordinarios y difíciles, como en guerras y catástrofes naturales. La esperanza resulta algo que siempre tenemos, se da de forma natural: es aquello que puede dar más fuerza a la creencia de que una posibilidad, por más remota que sea, pueda ser factible y es por eso que Kant la menciona como una injusticia, porque va en contra de la probabilidad. La esperanza rompe con la predominancia de mando de la posibilidad con mayor probabilidad porque reconoce que, aunque en menor medida, también se pueden dar otras posibilidades.

La importancia de lo dicho por Kant radica en lo práctico principalmente. La esperanza es una iniciativa, un motor importantísimo del hombre que lo lleva a actuar en contra de la resignación ante algo que no le parece bueno o correcto. La esperanza puede ser una de las principales razones para la búsqueda de un cambio; toda revolución, ya sea política, científica o de cualquier otro tipo, comenzó con ella y fue ayudada por otros conocimientos para que pudiera ser lograda. Fue suficiente considerar que algo podía ser posible, aunque difícilmente, para que no fuera descartado del todo y se luchara para que se convirtiera en realidad.

La esperanza te lleva a actuar y a buscar que el cambio de una predicción poco favorable sea sustituido por una que convenga más. Las posibilidades se muestran y el trabajo del hombre es saber que todas son factibles y luchar por esas que más quieran. Así que trabajen en ella y no eliminen nunca la esperanza de su balanza, pues siempre se presentarán momentos en los que luchen por algo poco probable, pero que así no les resultará imposible alcanzar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s