El empresario Dudamel

gustavo

“Dudamel, en mi opinión, es claro ejemplo de que una orquesta, al igual que una empresa, puede ser manejada por gente joven cuando se tienen la energía, la disposición y el conocimiento necesarios.”

Por Santiago Piñeirúa

Facebook

Así como he dedicado muchas de mis publicaciones a compositores y sus obras, el día de hoy quiero llamar a nuestra atención al joven pero muy experimentado director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel, quien, no obstante su edad, cuenta con una trayectoria internacional en las más altas ligas. No es de extrañar su notable historial artístico cuando uno se da cuenta del nivel de genialidad y conocimiento que posee su batuta; es, sin duda, uno de los grandes de todos los tiempos.

En Venezuela, hace más de treinta años, se inició un programa social encabezado por el maestro José Antonio Abreu, músico, pedagogo y activista social. La idea de este programa es alejar a los niños de la calle y de las adicciones a través de la música; Abreu encontró la manera de crear el Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles, red de orquestas que incluyó a más de 300 mil jóvenes y niños desde sus inicios. La cúspide de este esfuerzo se ve reflejada en la actual Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y su director titular, Gustavo Dudamel, quien también es titular de la Filarmónica de los Ángeles y la Sinfónica de Gotemburgo.

Dudamel, en mi opinión, es claro ejemplo de que una orquesta, al igual que una empresa, puede ser manejada por gente joven cuando se tienen la energía, la disposición y el conocimiento necesarios. Los miembros de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar deben estar entre los 20 y 25 años de edad en promedio y, sin lugar a dudas, no le piden nada en nivel a las grandísimas orquestas del mundo. La gran labor de Abreu, de los maestros y alumnos del sistema y de Gustavo Dudamel han puesto en marcha la empresa cultural más importante de su país, con lo que se han convertido en embajadores latinoamericanos en todos los continentes.

En esta ocasión quiero compartir varios videos de este impresionante músico para poder apreciar su trabajo desde varios puntos de vista. Intentaré explicar cada uno de estos videos para enfocarlos hacia un entendimiento general de su trabajo y por qué considero que es comparable a un empresario:

1.- Dudamel ensayando:

 

 

El trabajo de un director no sólo es en el escenario; lleva una preparación de mucho tiempo para lograr conocimiento, un concepto de las obras, una técnica depurada y una atmósfera artística. La suma de estos elementos entrega al público un producto, elaborado por cada instrumentista en sus horas de estudio y trabajo y existente únicamente cuando se trabaja en equipo. Siento mucho no haber encontrado un video traducido al español, pero la idea general es que Dudamel está dirigiendo a músicos de mayor edad que él, y en una pieza que probablemente han tocado desde antes de que él naciera, imprimiendo nueva energía y nuevos puntos de vista de la obra. Dudamel comenta que le gusta “ofrecer a los músicos un lugar en el que puedan ser libres,” visión que, desde mi punto de vista, debe tener todo empresario con su equipo de trabajo.

2.- Dudamel en concierto:

 

En este video vemos cómo el director y la orquesta Simón Bolívar presentan su producto ante el público inglés. La energía con la que interpretan el segundo movimiento de la décima sinfonía de Shostakovich no tiene precedentes, motivo por el cual se hace muy atractivo.

3.- Dudamel disfrutando su trabajo:

 

Como empresario, Dudamel se ha planteado su catálogo de productos para vender en el mercado. Una de las cosas que ofrece esta orquesta es un nuevo punto de vista latino de la música de concierto, famosa por ser tradicional y seria. Observen cómo proponen una nueva forma de interpretar el Mambo de la suite West Side Story de Leonard Bernstein. Esta versión también fue presentada ante los ingleses.

4.- Dudamel como promotor de la música latinoamericana:

 

Ante el público internacional, en el caso de este video ante el público inglés, un atractivo muy eficaz es la música latinoamericana. Es poco común escuchar versiones tan impresionantes de obras famosas del repertorio mexicano, por ejemplo, en foros tan importantes como el Royal Albert Hall de Londres. He aquí la propuesta de Dudamel y su orquesta del Danzón No. 2 de Arturo Márquez.

Estos cuatro ejemplos no son los únicos que encuentran similitudes entre Dudamel y un empresario, sin embargo ofrecen una clara visión de su trabajo artístico y social. La gestión del capital humano, la responsabilidad social, el crecimiento intelectual del equipo de trabajo, el enriquecimiento espiritual y profesional de la gente y la satisfacción de los clientes son sólo unos pocos elementos que debe ofrecer una buena empresa y todos ellos son claramente reflejados en este director y su impresionante orquesta.

2 comentarios en “El empresario Dudamel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s