Educación para todos y a un click de distancia

Por Ana Belén Díaz

Twitter: @anabee2

Cada día nos vemos más inmersos en un mundo tecnológico que ha permitido que las distancias se acorten y que poco a poco se rompan las fronteras, convirtiéndonos cada vez más en ciudadanos del mundo y dejando a un lado las divisiones políticas y territoriales.

Este afán de lograr que todas las personas se encuentren conectadas ha sido el inicio de las llamadas “sociedades de la información”, en las que se busca que todos podamos crear, acceder, utilizar y compartir la información y por lo tanto el conocimiento.

Conforme se hace más común tener acceso a una mayor cantidad de información, la curiosidad del ser humano le lleva a buscar más conocimiento “navegando” en toda esa red abierta de datos, que se presenta como una oportunidad infinita para obtener y generar conocimiento.

Este potencial enorme para el aprendizaje ha dado lugar a un incremento en la tecnología educativa, que aprovecha cualquier instrumento o equipo generado por la tecnología para ser aplicado en la pedagogía. Es cada vez más frecuente que los profesores se apoyen en la tecnología para hacer del aprendizaje un proceso más dinámico, que no sólo se base en dar conocimiento, sino en aportar herramientas sobre las cuales cada individuo pueda generar su propio conocimiento.

Otra de las ventajas de usar la tecnología como herramienta de aprendizaje, es que puede ser un medio para llevar la instrucción a más personas. Es así como surge, por ejemplo, la idea de la “telesecundaria” que permite que niños y jóvenes de comunidades alejadas tengan acceso a la educación.

Hoy en día se busca maximizar los beneficios de la educación en línea, pues no sólo se trata de llegar a más personas en más lugares, sino hacerlo de manera gratuita.

Las universidades alrededor del mundo se han planteado la idea de acercar el conocimiento, que antes se limitaba a pocas personas, a un número indefinido de estudiantes alrededor del mundo, aportando los conocimientos de sus académicos con un solo propósito: compartir información para generar más conocimiento. Mientras más se comparte el conocimiento, más crecen sus aplicaciones.

Páginas web como Coursera o Venture Lab abren las puertas a cualquier persona con acceso a internet, sin importar su capacidad económica, para que todos tengan acceso al aprendizaje en línea con maestros que generalmente dan clases a unos cuantos privilegiados en las universidades más reconocidas a nivel mundial, como Stanford, Harvard o el MIT, poniendo como única condición las ganas de querer estudiar.

Con esto se logra generar comunidades de cientos o miles de estudiantes, quienes se inscriben de manera gratuita a los cursos abiertos que se imparten a lo largo del año, adquiriendo y generando conocimiento que a su vez es compartido con cualquier persona que así lo requiera, ya que la mayoría de estos programas solicitan que se publiquen los trabajos realizados durante el curso.

Con esto poco a poco nos acercamos a esa utopía en la que todos los individuos puedan tener acceso a la educación.

Además de las ya mencionadas, aprovecho este espacio para ponerles algunos links a las páginas de distintas universidades que apoyan este nuevo método de enseñanza. Los invito a entrar y probar sus servicios, además, claro, a compartir esta información con todos los que ustedes crean que estén interesados en seguir aprendiendo.

https://www.openlearning.com/

https://www.canvas.net/

Un comentario en “Educación para todos y a un click de distancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s