Imaginar una alternativa

“Mediante posibilidades que parecen lejanas, la fantasía traza una forma de vivir que es alcanzable y real.”

Por Elizabeth G. Frías

Twitter: @elinauta

1. Sobre un muro del muelle del río Sena en París, algún día de 1952, un hombre escribe: “¡No trabajes jamás!” Es Guy Debord.

2. Debord exigía transformar el mundo de una forma poco común: superando las disciplinas artísticas mediante un empleo unitario de todos los modos de conmocionar la vida cotidiana. Quería abolir el trabajo alienante y sustituirlo por una fusión de todas las actividades humanas entendidas desde una perspectiva artística y poética. En palabras más simples, quería que las actividades humanas asumieran una forma poética, como situaciones creadas libremente por cada individuo. ¿Suena fantasioso, radical tal vez? Por supuesto, e iba mucho más allá: buscaba instaurar un modelo social y económico comunista y aspiraba a una sociedad sin clases, que se reapropiara de la realidad. Y aunque evidentemente no lo consiguió, su libro La sociedad del espectáculo y las acciones de la Internacional Situacionista, que él fundó, tuvieron una influencia muy importante en las protestas de mayo del 68 en París —y en la filosofía, la cultura y las artes posteriores—.

3. Es más fácil imaginar una catástrofe universal que una alternativa al sistema vigente.

4. En el libro que recién terminé de leer —Atlas descrito por el cielo, de Goran Petrović— los personajes deciden derruir el techo de su casa para sustuirlo por el cielo. Es una acción que parece distinguirlos de todo el resto, la gente que habita en casas de techo rojo, que además se incomoda y les envía cartas furiosas: “Su casa sin techo contrasta con la colonia. La estropea, daña su uniformidad y causa protestas en la ciudadanía. La comisión para el uso del suelo les ordena que le devuelvan su aspecto anterior.” “Ustedes deben entender que este azul destaca no sólo por su color, sino por la particular arrogancia del desacato de los principios adoptados.”

5. Petrović no escribe con afán moralista. Sería un error considerar este relato una fábula social o una alegoría política. Más bien, describe los fundamentos del mundo y sus posibilidades. Lo que podría suceder, o lo que sucede ya de algún modo.

6. Termino de leer el libro y no quiero que se acabe. Quiero quedarme a habitarlo.

7. “El primer baúl, el que flotaba unos diez centímetros por encima del suelo, contenía la Levedad elemental. El otro, el que se hundía en el mismo, encerraba la Gravedad elemental. […] Toda su vida Drágor ha estado recolectando la Levedad y la Gravedad elementales en los primeros dos baúles, siempre cuidando que estuvieran en estricta proporción. No debía ocurrir, ni siquiera por un instante, que hubiera más Levedad que Gravedad. En tal caso, el hombre se volvería presa de los vientos tempestuosos como un globo multicolor con el hilo roto. Y viceversa, si el equilibrio se viera seriamente amenazado a favor de la Gravedad, el propietario del baúl se hundiría en la tierra como un almirez se hunde en el agua potable.
A la pregunta de cómo se atrevió a elegir un pasatiempo tan peligroso, Drágor nos contestó: —¿Y ustedes piensan que hacen otra cosa? ¿No recolectan también lo mismo? Quizá hay una ligera diferencia en el hecho de que yo guardo mi Levedad y mi Gravedad en los baúles de barco.”

8. ¿Suena fantasioso, ingenuo tal vez? Por supuesto. La imaginación sirve en este libro para dibujar una alternativa al sistema, un modo de vivir a un tiempo completamente imposible y completamente realizable.

9. En los muros del mayo francés: “El aburrimiento es contrarevolucionario.” “Debajo del pavimento, la playa.” “No queremos un mundo donde la certeza de no morir de hambre viene con el riesgo de morir de aburrimiento.” “La belleza será convulsiva o no será. (Breton).” “ La acción no debe ser una reacción sino una creación.” “El arte ha muerto. Liberemos la vida cotidiana.” “La poesía está en las calles.” “Todo el mundo quiere respirar y nadie puede respirar, y muchos dicen «respiraremos más tarde».” “La revuelta y solamente la revuelta es creadora de la luz, y esta luz no puede tomar sino tres caminos: la poesía, la libertad y el amor (Breton).” “La sociedad es una flor carnívora.” “En los exámenes, responda con preguntas.”

10. El arte y la utopía —la imaginación— estuvieron en el centro de las protestas de mayo del 68. Aunque acompañados por la ingenuidad de la cultura hippie, sus reclamos ante la alienación del trabajo y lo absurdo de una sociedad de apariencias encuentran eco aún en la rutina diaria de millones.

11. Releo el prólogo del libro que terminé y encuentro, en efecto, que Petrović lo concibió como un lugar para habitar. “El Cartógrafo espera que de lo ofrecido se pueda levantar una rica posada de vista copiosa.” Me quedo.

12. Entre realidad e irrealidad, la imaginación dibuja en estos dos ejemplos la posibilidad de una vida menos absurda. Mediante posibilidades que parecen lejanas, la fantasía traza una forma de vivir que es alcanzable y real, y descubre una alternativa, aunque sea mínima, a esa alienación y a ese espectáculo que es difícil negar.

13. La imaginación es una de las vías alternativas. El arte es una de las vías. Hay otras. Lo que tienen en común es convertir cada acción en una creación de sentido.

2 comentarios en “Imaginar una alternativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s