Ferruccio Busoni

“Busoni es un ejemplo muy claro de que el artista no puede subsistir por sí solo o sin influencias.”

Por Santiago Piñeirúa

Twitter: @spineiruaz

El día de hoy quisiera llamar a nuestra atención a un compositor italiano que le debe su fama actual principalmente al trabajo que hizo con la música de Johann Sebastian Bach. Me refiero al gran pianista y compositor italiano Ferruccio Busoni (1866 – 1924), quien, a pesar de estar a la vanguardia en técnicas y conocimiento de nuevos lenguajes de composición, se interesó ampliamente por la música de Bach.

Diría yo que Busoni, como pianista y compositor, tuvo dos grandes influencias -entre otras-. La primera fue Franz Liszt, famoso por ser el equivalente del grandísimo violinista Niccolò Paganini en el piano. Este virtuosismo persiguió a los compositores del romanticismo y tuvo influencia en grandes pianistas del siglo XX -entre ellos Rachmaninoff-. La segunda influencia de Busoni fue Bach, quien nunca conoció el piano como lo conocemos ahora y cuyo concepto de virtuosismo dista muchísimo de ser el mismo de Liszt.

Es importantísimo destacar estas dos influencias ya que Busoni adaptó la música de Bach combinando el virtuosismo pianístico de Liszt en un lenguaje musical barroco y contrapuntístico, propio del que muchos consideramos el padre de la música. En todos los programas en los que se toca esta música se destaca el autor como Bach – Busoni, indicando que es música de Bach adaptada por Busoni. Lo gracioso es que, después de ser conocido por estas adaptaciones, algunas personas empezaron a creer que el compositor se apellidaba Bachbusoni.

Para entender un poco más a fondo lo que hacía Busoni es importante comprender las diferencias entre los instrumentos que usó Bach y el piano contemporáneo. El órgano de Bach y el piano son dos instrumentos muy diferentes, aunque los dos tengan el mismo principio básico en su disposición de las notas en el teclado. Sin embargo, me gustaría destacar dos diferencias: la primera, el uso del pedal en el órgano, y la segunda, el uso del pedal en el piano. En el órgano, el pedal tiene la función de hacer las veces de un teclado extra, destinado para las notas más graves; es decir, se pueden asignar melodías para los pedales, cosa que no se puede hacer en el piano.

El piano encuentra otras posibilidades con las que el órgano no cuenta; el uso del pedal derecho del piano sirve para sostener el sonido de las cuerdas vibrantes que, si bien es cierto que una vez tocadas disminuye su sonido hasta que la cuerda deje de vibrar, da resonancia al piano permitiendo liberar la nota sin que éste deje de sonar.

Después de años de evolución del piano y su técnica en el repertorio, Busoni aprovechó estos recursos del instrumento para ofrecer una nueva cara artística a la música que no fue escrita para el pianoforte.

Busoni es un ejemplo muy claro de que el artista no puede subsistir por sí solo o sin influencias. No existe artista alguno sin que haya obtenido inspiración, información o instrucción de otro lado. Busoni propuso algo nuevo, no son sólo adaptaciones; Busoni dió a las obras de Bach un virtuosismo que no pretendía ser una copia de sus obras, sino una nueva cara romántica y virtuosa de su música.

Para terminar les comparto unos videos en los que se puede apreciar la música que escribió Bach y su equivalente en las transcripciones de Busoni.

Bach, Ciaconna para violín BWV 1004:


 

Versión de Busoni al piano:


 

Bach, Tocata y fuga en Re menor para órgano BWV 565


 

Versión de Busoni al piano:


 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s