Con la guardia en alto

“Para generar una buena sociedad primero hay que conocer bien nuestras debilidades y buscar personas que nos ayuden a complementarnos. Y, una vez encontrada la persona ideal, hay que cuidar la relación con ella.”

Por Emilia Kiehnle

Twitter: @e_kiehnlem

Empezar un negocio acompañado por un amigo es toda una aventura que puede ser estimulante y motivadora. Sin embargo, también implica someterse a grandes riesgos, pues a pesar de la lealtad y la confianza, cuando el dinero, los intereses comerciales y las decisiones difíciles se interponen en el camino, la relación es puesta a prueba, lo cual puede resultar en el fracaso del negocio o -aún peor- en la pérdida de la amistad.

Esta situación es bastante común, tanto que el Internet está plagado de artículos que dan tips para salvaguardar la amistad en los negocios, tales como elegir socios que tengan los mismos valores y compromisos que uno, determinar claramente y por escrito las responsabilidades de cada quien y formalizar legalmente la actividad de la empresa, entre muchos otros. Incluso me llegué a topar con un par de autores que prefieren evitarse tantos problemas y recomiendan emprender en solitario.

Yo soy de la idea de que se vale emprender solo, pero también creo que todos necesitamos a alguien que nos complemente y que nos ayude a explotar nuestras fortalezas y a matizar nuestros defectos. Sé, por experiencia propia, que la compañía de un buen socio facilita mucho la vida al momento de lanzarse a consolidar un negocio, pues permite alternar responsabilidades, cubrirse en vacaciones, enfermedades o situaciones personales y, sobre todo, compartir los altibajos del negocio propio, impulsándose mutuamente a avanzar. Mantener la motivación es una de las cosas más difíciles al momento de emprender, y es aún más duro cuando nos sentimos solos.

Me parece, pues, que el error no está en el hecho de elegir emprender con un amigo, sino en las razones por las cuales lo elegimos. Muchas personas empiezan una sociedad porque tienen miedo de lanzarse solas y quieren sentirse acompañadas, o simplemente porque se llevan bien con la otra persona y le tienen confianza. No me malinterpreten: la confianza y la compañía son indispensables para formar una buena sociedad, pero no pueden ser la razón por la cual elegimos asociarnos con alguien.

Se vale buscar a amigos o familiares para empezar una empresa, pero no porque son amigos o familiares, sino porque tienen el perfil adecuado para las necesidades del negocio. Hay personas cercanas a las que apreciamos enormemente y a las que les confiaríamos nuestra vida, pero que tienen una personalidad que no soporta el riesgo y la incertidumbre, por lo que a la larga resulta imposible seguir adelante con ellos, aunque en un inicio se hayan emocionado con nuestra idea.

Para generar una buena sociedad primero hay que conocer bien nuestras debilidades y buscar personas que nos ayuden a complementarnos. Y, una vez encontrada la persona ideal, hay que cuidar la relación con ella.

La verdad yo no creo que haya un método específico para tener la sociedad perfecta. Después de todo, se trata de una relación entre personas, y eso es algo que se genera día con día. Si tuviera que dar un consejo para mantener una sociedad sana, sería el mismo que daría para mantener cualquier otra relación: procurar una buena comunicación. No sólo mantenerse al tanto del estado de las operaciones diarias, sino también transmitir al otro lo que uno siente y piensa de un tema, lo que se busca para el futuro y lo que se necesita, pues aunque en un inicio encontremos a una persona que comparta la visión que ponga en marcha el emprendimiento, con el paso del tiempo las situaciones personales pueden variar y hacernos cambiar de perspectiva.

Tener una buena relación con nuestros socios no es imposible, ni tampoco se trata de seguir una serie de pasos infalibles: es una cuestión de cuidado, criterio y paciencia. Se trata de no bajar la guardia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s