En busca de una plantilla fija de trabajadores temporales

“Aunque parezca algo difícil, es posible mantener una base fija de trabajadores temporales ofreciéndoles opciones que ellos consideren valiosas y buscándolos en el lugar correcto.”

Por Ana Belén Díaz

El famoso dicho “la práctica hace al maestro” ejemplifica lo que muchos empleadores buscan en un trabajador: que su constancia que lo haga más eficiente en el trabajo. Pero hay empresas que por diversos factores como el exceso de oferta laboral, la temporalidad de su operación o su mismo tamaño y capacidad, son incapaces de tener trabajadores fijos.

La rotación de personal y la incapacidad de mantener una plantilla fija puede convertirse en un dolor de cabeza, pues implica una reinversión constante en capacitación y la dificultad de mantener el estándar de calidad en el servicio.

Para este post me gustaría enfocarme en dos de los factores anteriores, que están íntimamente ligados entre sí: la temporalidad y el tamaño empresarial.

El factor de la temporalidad requiere la contratación de personal nuevo para cubrir temporadas altas o de mucho trabajo en las empresas. Principalmente se ve en el área turística, pero hay otras empresas, como las que se dedican a la contabilidad, que tienen ciclos variables de trabajo o incluso empresas que se involucran en algún proyecto que requiere la entrada de más personal.

Y por el otro lado, el tamaño empresarial es relevante porque mientras más pequeña sea una empresa más reducido es el número de personal que puede contratar de forma fija. Esto generalmente se resuelve tratando de completar las necesidades con personal provisional, freelancers o practicantes.

El problema es que la importancia de capacitar al personal provisional o temporal dentro de la cultura empresarial es la misma que la capacitación a empleados fijos, y en especial estos trabajadores estarán en contacto directo con el cliente o serán quienes creen el producto o servicio de la empresa.

Lo óptimo sería tener a una plantilla fija de trabajadores temporales, o sea, que cada vez que sea necesario aumentar el número de trabajadores se cuente con personas que ya conozcan la empresa, hayan trabajado en ella y que ya hayan recibido la capacitación adecuada.

Pero si nos ponemos del lado del trabajador, podemos darnos cuenta que le es casi imposible mantenerse durante todo el año con las ganancias de trabajos temporales, además de que la pertenencia a una empresa da beneficios que como temporal no se tienen, como la antigüedad o la seguridad social. El empleo temporal es visto por mucha gente como una posibilidad de tener un ingreso en lo que consigue un empleo fijo que satisfaga sus expectativas.

Pero, ¿qué puede ofrecer una pequeña empresa para competir por trabajadores, en un mercado laboral que exige la permanencia de sus trabajadores dándoles mayores prestaciones? ¿Cómo convencer a un empleado para que sólo trabaje para ti durante ciertas épocas?

Aunque parezca algo difícil, es posible mantener una base fija de trabajadores temporales ofreciéndoles opciones que ellos consideren valiosas y buscándolos en el lugar correcto. Por ejemplo, los estudiantes son una opción muy viable. Cuando se entra a la universidad no se cuenta con experiencia ni estudios, pero en la mayoría de los casos los estudiantes están ávidos de conocimiento y llenos de entusiasmo, por lo que un empleo temporal en una empresa pequeña puede ser un trampolín de aprendizaje para ellos. Si la pequeña empresa los apoya y enamora de su cultura empresarial, cuenta por lo menos con dos o tres años en los que el joven universitario se mantendrá fiel.

Estos periodos se pueden ampliar si se emplea personal más joven o con carreras más largas, la base está en las facilidades que se le den al estudiante. Y aunque pareciera que entrenamos a los trabajadores para que se vayan cuando ya están lo suficientemente maduros, también es la oportunidad de crear un banco de talentos que a la larga, conforme la empresa crezca, sirva para crear la nueva plantilla de trabajadores fijos.

También el autoempleo y la creación de proyectos dentro de la misma empresa pueden ser una solución enriquecedora para ambas partes. Esto consiste en que el empleado cree un producto o servicio y, tras la aprobación de la empresa, el proyecto se ponga en marcha con un porcentaje de ganancia para cada parte durante las temporadas bajas.

Así como éstas, existen muchas opciones para mantener a nuestro personal temporal vinculado con la empresa y conseguir una plantilla que se repita constantemente conforme se vaya requiriendo, disminuyendo con esto la necesidad de empezar una capacitación completa de todo el personal temporal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s