Una versión fantásticamente simplificada del ojo de una mosca, Franz Kafka

Hoy estrenamos los “viernes de reblog”, porque hay muchos otros sitios valiosos e interesantes allá afuera, porque no todo debe provenir de una misma fuente, porque hay muchos blogs que a nosotros nos gusta leer también. ¡Esperamos que la selección sea de su agrado!

Calle del Orco

Franz Kafka fotografia

En la primavera de 1921, se instalaron en Praga dos máquinas fotográficas automáticas inventadas poco antes en el extranjero que reproducían seis o diez más exposiciones de la misma persona en la misma placa.
Cuando llevé a Kafka una serie semejante de fotografías le dije de buen humor:
– Por un par de coronas uno puede hacerse fotografiar desde todos los ángulos. Este aparato es un Conócete a ti mismo mecánico.
– Un Desconócete a ti mismo, querrás decir –dijo Kafka.
– ¿A qué te refieres? –protesté-. ¡La cámara no miente!
– ¿Quién te dijo eso? –preguntó Kafka inclinando la cabeza-. La fotografía concentra nuestra mirada en la superficie. Por esa razón enturbia la vida oculta que trasluce a través de los contornos de las cosas como un juego de luces y sombras. Eso no se puede captar siquiera con las lentes más penetrantes. Hay que buscarlo a tientas…

Ver la entrada original 40 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s