Las virtudes del guardar silencio

“Guardar silencio es un factor clave para mejorar nuestro desempeño en el trabajo, llevar una vida más equilibrada y mejorar nuestras relaciones interpersonales.”

Por Natalie Despot

El silencio es un espacio misterioso que a los ojos del mundo alborotado en el que vivimos se interpreta como un espacio vacío. Pero esa visión del silencio es falsa. Guardar silencio es un factor clave para mejorar nuestro desempeño en el trabajo, llevar una vida más equilibrada y mejorar nuestras relaciones interpersonales.

Les invito a reflexionar las distintas virtudes que el silencio nos puede ayudar a cultivar:

1. El silencio puede hacer que seas más efectivo en tu trabajo. Empieza con hacer el esfuerzo de escuchar antes de seguir el impuso de hablar. Si eres empresario, con el silencio es más fácil que detectes cuáles son las necesidades de tus clientes y de tu negocio. Si eres médico, con el silencio sabrás porqué tu paciente se niega a tomar una medicina, y esta misma situación es aplicable a padres de familia y profesores. Escuchar primero nos permite disipar los temores injustificados o legítimos de una persona, pues si no conoces sus razones de protesta, ¿cómo puedes saber cuál es el mejor camino para lidiar con ella? ¿Cómo hacer una recomendación alternativa, o dar una respuesta, sino sabes cuál es el conflicto?

2. El silencio te da la habilidad de escuchar de una manera efectiva. Pocos saben escuchar con atención; la mayoría de nosotros escuchamos con la expectativa de que llegue nuestro turno de hablar. Si tienes el vicio de pensar en qué responder mientras escuchas alguien, concéntrate en simplemente ser silencioso. Te sorprenderás de lo mucho que mejorará tu capacidad de concentrarte y de prestar atención a los demás.

3. El silencio hace de ti un camino de encuentro. Es decir, tendrás la capacidad de descifrar con más facilidad el carácter, intereses y necesidades de las personas. Si empleas el silencio para escuchar con atención no sólo lo que la gente dice, si no cómo lo dice, desarrollarás un conocimiento más preciso de los significados de sus expresiones. Sólo se requiere guardar silencio para dar rienda suelta a este poder.

4. El silencio te hace atrayente. Todos deseamos ser escuchados y comprendidos, y cuando alguien encuentre en ti ese poder carismático confiará más en tu persona y podrás construir mejores relaciones.

5. El silencio potencia tu poder del autocontrol. Piensa en la manera en que respondes cuando ves o escuchas algo que desencadena en ti una emoción fuerte. No dudo que alguna vez hayas sido impulsivo y te hayas arrepentido de haber reaccionado así. El silencio es un promotor excelente para el autocontrol, y no sólo en apariencia, ya que genera un cambio sustancial en tu persona.

6. El silencio te lleva a la sabiduría. Cuando atraviesas un nuevo reto, dar un tiempo para el silencio te da la oportunidad de reflexionar antes de hablar; con esto aumenta la probabilidad de que lo que digas sea inteligente y útil. Y muchas veces no decir nada es la mejor decisión que puedes tomar.

Como puedes ver, el silencio es un poder que puede ayudarte a ser más eficiente en el trabajo y a mejorar tus relaciones interpersonales al ser más compasivo. No hay duda que el silencio te lleva hacia una vida más equilibrada y feliz.

Un comentario en “Las virtudes del guardar silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s