Tarzan Kreeg-ah Bundolo

La literatura de ficción muchas veces resulta un canal muy efectivo para dejarnos lecciones importantes para la vida. Aquí un buen ejemplo.

Heroísmo Agonizante 101 (Sólo para principiantes)

La Retórica de lo Trivial XCIX Por Rogelio Rivera Melo

 ¿Qué niño no jugó a trasladarse velozmente entre las copas de los árboles, al estilo de Tarzán? ¿Cuál fue la influencia que me dejó leer esa historieta cuando era niño?
 

TARZAN

Tarzan Kreeg-ah Bundolo

Es una de esas noches en las que no puedo dormir. En la televisión por cable anuncian “La leyenda de Greystoke”. Escuchar el nombre desata mil recuerdos que brotan de mi mente. Entre ellos, a mi padre golpeándose el pecho como gorila mientras lanza un aullido salvaje y finaliza con un grito: “Tarzan Kreeg-ah Bundolo”.

Tarzán, el niño criado por gorilas en las selvas del oeste de África. El hIjo de una familia noble que naufraga en las costas africanas que me lleva, balanceándome entre la fronda de los árboles, sujeto a las lianas que cuelgan en la espesura, hasta  depositarme en la casa de mis…

Ver la entrada original 418 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s