Carrie, un relato sin ton ni son

“El arte, en cualquiera de sus presentaciones, pierde parte de su fuerza en el momento que se explica de más, es decir en el momento que se pretende enseñar a otro lo que se piensa que debe verse o entenderse.”

Por Chloe Nava E.

Twitter: @MmeRoubaud

“When writing a novel a writer should create living people; people not characters. A character is a caricature.” – Death in the afternoon, Ernest Hemingway

Para que un relato tenga impacto en mi espíritu necesito dos cosas: primero, sentirme cerca de los personajes principales y ver de qué modo comprenden el mundo que se desarrolla frente a ellos; segundo, que esa comprensión ganada sobre la perspectiva de los personajes me haga pensar y reflexionar sobre mi modo de ver las cosas. En resumen, me interesa viajar en la mente de los distintos personajes que me son presentados sin que haya una voz detrás que me guíe explícitamente a seguir una interpretación u otra.

El remake de la película Carrie ha sido objeto de muchas críticas en su mayoría negativas. No quiero abundar en los comentarios ya repetidos sobre la desilusión que causó su vuelta a la gran pantalla, sin embargo apunto que desde que anunciaron que Carrie White sería interpretada por Chloe Morëtz pensé que nada bueno podría salir de ahí. Es una buena actriz, pero es demasiado tierna, no hay forma alguna en la que ella pueda asustarme, ni convencerme de que al perder el control es capaz de matar a todos los que se le pongan enfrente.

Lo único que veía en la pantalla era una niña bonita interpretando un papel extraño. No podía ver a una adolescente perturbada por la educación de una madre de convicciones religiosas extremistas. La sentí ajena a todo lo que sucedía a su alrededor, era un personaje puesto por accidente en la película y Carrie estaba completamente ausente. En este primer punto es en el que falló el relato de la película para engancharme con la historia: no vi como Morëtz-White entiende su entorno.

Sin embargo, todo hasta ahí no va tan mal, Julianne Moore le da un poco de realismo a la historia y al final pienso que sí pude entender las cosas a su manera. A diferencia de la primera película, esta vez sentí que tenía la obligación de hablar un poco a favor de la señora White. Donde perdí todo el interés fue al notar que los diálogos de la primera película habían sido usados para hacer la segunda, y que se les había añadido unas líneas más que parecían querer explicar el primer guión.

Mi interés como espectadora fue eliminado en ese instante, mis reflexiones sobre las distintas situaciones eran acalladas por los diálogos de los personajes que parecían querer darme un sermón sobre lo que estaba pasando. Quizá ese recurso era necesario por la falta de empatía de los actores con sus personajes, pero suplir con un diálogo las carencias de la película me pareció un error.

En el momento en que me quitaron la oportunidad de reflexionar sobre el dilema al que se enfrentaban las personas involucradas en el relato, me desilusioné. El arte, en cualquiera de sus presentaciones, pierde parte de su fuerza en el momento que se explica de más, es decir en el momento que se pretende enseñar a otro lo que se piensa que debe verse o entenderse. Con esto no quiero decir que se deba ocultar toda interpretación, crítica o estudio sobre una obra. Lo que quiero decir, pensando sobre todo en el caso del remake de Carrie, es que no se puede obligar al espectador a interpretar una cosa y no otra. Quien escribió el diálogo de la película no hizo el trabajo necesario para evitar que el guión se sintiera como un collage. Las partes nuevas parecían tener una función explicativa.

La belleza y sentido de un relato no está únicamente en la riqueza de la historia, sino en la forma en que se cuenta. El objetivo de quien vuelve a contar ese mismo relato es enaltecerlo para que provoque una gran impresión en quienes lo escuchan, como si se tratara de la primera vez. Las experiencias, reflexiones y emociones que salgan a flote en la audiencia deben emerger por la calidad de la narrativa. Si quien cuenta la historia debe explicar todo lo que pasa en ella, lo más probable es que lo esté haciendo mal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s