Un espacio de preparación para la vida

 

shadow games

“Tanto el arte como el juego brindan ese espacio de libertad que el hombre necesita para escapar del cotidiano y para ser creativo.”

Por Emilia Kiehnle

Google+

“Jugar es prepararse para la vida, no ocuparse de la vida”, nos dijo nuestro amigo y profesor José Hernández Prado en una visita que nos hizo recientemente a los eudoxos. Estábamos hablando del hombre y de las manifestaciones que son propiamente humanas. Y entonces salió el tema del juego y de su relación con el arte. 

El juego no es exclusivo del ser humano, pues los animales también lo hacen, pero tiene una característica muy peculiar: lo haga un hombre o un animal, el juego es una actividad desinteresada. Cuando los animales juegan no están inmersos en la economía de la vida, luchando por sobrevivir, sino que están “practicando” para la misma. Cuando un león, por ejemplo, juega con otros de su misma especie no está cazando, ni descansando, ni comiendo, pero sí está aguzando sus sentidos y mejorando ciertas habilidades que posteriormente le servirán para la caza o para defender a su manada. Por eso se puede decir que el juego es una preparación para la vida, porque es una actividad que no abona directamente a la supervivencia, pero que permite el desarrollo biológico del individuo que lo practica. 

En el caso específico del hombre el juego tiene un papel que va más allá de su desarrollo biológico y que se relaciona con su naturaleza intelectual y espiritual. El pensador Johan Huizinga considera que lo específico del ser humano no es ser homo sapiens, sino homo ludens, pues en algún sentido el hombre entiende al mundo a través del juego. A lo largo de toda su vida, una persona necesita momentos lúdicos en los que unas reglas “nuevas” le hagan olvidar las reglas que tiene impuestas por la vida cotidiana, familiar y profesional.  Es una especie de descanso de lo cotidiano en donde nos damos la oportunidad de explorar una parte más libre y creativa de nosotros mismos. Esta necesidad ha estado siempre presente en todas las civilizaciones de la historia.

Al igual que el juego, el arte es una actividad desinteresada y sin objetivo alguno para la economía de la vida, pero, a diferencia del juego, es una actividad exclusiva del ser humano. El hombre es un ser estético, pues tiene la capacidad y la necesidad de percibir el mundo lo que lo rodea desde un punto de vista que rebasa lo meramente biológico. El ser humano puede contemplar la belleza o la fealdad de algo y tiene este impulso de crear y expresarse a través del arte. Parece que tanto la actividad estética como el juego tienen un carácter necesario para la naturaleza humana. Incluso se podría decir que el arte mismo tiene algo de lúdico, pues al momento de crear una obra el autor pone entre paréntesis lo cotidiano de la vida y se somete a unas reglas diferentes que le permiten abrirse a pensar y a sentir de formas diferentes. Huizinga decía que componer música no es más que jugar con sonidos, y que hacer poesía es jugar con palabras y conceptos.

Muchos pensadores y artistas han escrito sobre la relación del juego con el arte y todos reconocen que tanto en la actividad artística como en la contemplación estética, hay algo de lúdico. 

La curadora de arte contemporáneo Grazia Quiaroni dice:

“El juego es ficción, ilusión, azar. Pero también es deformación de las sustancias y los objetos, imitación, representación, alteración. Es sobre todo un espacio de libertad. Es esa libertad la que hace que el juego sea necesario en nuestra vida, y la obra de arte es también un espacio privilegiado donde todo es posible. Ideas preestablecidas, como el tiempo o la distancia, se prestan a una libre interpretación, y pueden ser revisadas y renovadas tanto por los jugadores como por los artistas.”

Tanto el arte como el juego brindan ese espacio de libertad que el hombre necesita para escapar del cotidiano y para ser creativo. Sin embargo, en el caso del arte se trata de un ejercicio mucho más radical. El arte tiene algo de lúdico, pero no es propiamente un juego, puesto que un juego puede provocarnos placer o un intenso vértigo en el momento, pero sin dejar una influencia en nuestra vida cotidiana. En cambio, una obra de arte es siempre una operación intelectual compleja, cuyo impacto en nuestras vidas puede perdurar en el tiempo.

Aún así, creo que no está demás tener presente esta característica lúdica la próxima vez que nos acerquemos a apreciar -o incluso a producir- una obra artística. Me da la impresión de que a veces los artistas contemporáneos y los estudiosos del arte nos hemos vuelto terriblemente serios, y tenemos esta ridícula pretensión de darle siempre un profundo significado a todas las obras de arte. ¿No podría haber arte que simplemente pretenda ser bonito, divertido o incluso bromista? 

El arte es un medio de expresión humana, y por supuesto que puede ser un medio para llegar a lo más profundo de nuestra intimidad, pero no olvidemos que también incluye algo de broma o juego. La obra de arte no necesita referencias misteriosas ni explicaciones rebuscadas para merecer su título o su condición. A veces se trata simplemente de un respiro, de un espacio de libertad, de una preparación para la vida. 

Emilia

2 comentarios en “Un espacio de preparación para la vida

  1. Reblogueó esto en El Rincón de los Noctámbulosy comentado:
    Gracias a Emilia Kiehnle por éste interesante articulo sobre como la recreación influye en nosotros para ser creativos y tener una mejor calidad de vida. El dedicarle tiempo a cualquier actividad ludica permite estrechar los lazo entre nosotros como especie, como seres vivientes, como familia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s