Construir con decisiones

Jeff-Bezos-amazon

“De nosotros depende tener una vida cómoda o una vida para recordarse.”

 Por Susana Kiehnle

Twitter: @SusanaKiehnle

 

Hace un par de días vi el discurso que Jeff Bezos, creador de Amazon.com, dio a la generación de graduados de la Universidad de Princeton en 2010. Jeff sostiene que todos nacemos con regalos, con dones. Algunos son muy buenos con los números, otros con las palabras, otros son artistas natos, otros excelentes deportistas. Pero, lo que realmente construye la historia de nuestra vida son las decisiones que tomamos, lo que optamos por hacer con esos dones. Yo no puedo estar más de acuerdo y creo que la importancia de las decisiones se nos presenta como evidente, por primera vez, durante la década de los veinte, cuando comenzamos a ser dueños de nuestra vida, a rascarnos con nuestras propias uñas, a forjarnos un porvenir.

Si lo pensamos con detenimiento, ser buenos en aquello que se nos facilita no resulta complicado. La dificultad comienza cuando tenemos que escoger entre lo seguro y lo incierto; entre la estabilidad de un trabajo o el riesgo de la aventura; entre el prestigio de una empresa o la posibilidad de hacer lo que siempre hemos soñado empezando en un lugar pequeño; entre las ganas de dedicarle todo nuestro tiempo al trabajo, ahora que tenemos la juventud y las energías, o bajarle al ritmo para probar si funciona vivir en pareja o para empezar a formar una familia.

Un día, hace algunos años, estaba escuchando una ponencia de un tema que, en ese momento era un parteaguas en mi vida. La ponencia la dio José Barba, mi profesor en ese momento. Al terminar, Barba me invitó a cenar con Alberto Athié, también experto en el tema. Yo me disculpé, tenía examen final al día siguiente y debía estudiar. Poco después, le conté esto a un muy buen amigo, y lo que me dijo nunca se me va a olvidar. “¿De qué te vas a acordar en 20 años?, ¿te vas a acordar de tu 10 en Problemas o de esa cena con Barba y Athié?”

Es muy fácil dejarnos guiar por la inercia y no salir de nuestra zona de confort. Al final, no pasaba nada si no dormía por terminar de estudiar, hoy me seguiría acordando de esa cena. De nosotros depende tener una vida cómoda o una vida para recordarse. Hoy, comparto mi vida con ese amigo y todos los días lo admiro por esa determinación con la que enfrenta cada día, porque no le tiembla la mano para decidir hacer lo que más le apasiona con lo que le fue regalado y porque me me inspira a perseguir mis sueños.

“We are what we choose… Build yourself a great story.”

 

Susana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s