¿Cómo hablan las abejas?

abeja2

“Esta comunicación ha hecho que las abejas sean una de las especies más organizadas y eficaces para generar sus recursos. Por esto mismo, se les ha usado como ejemplo para la organización de las instituciones humanas.”

Por Ana Belén Díaz

Muchas veces cuando comemos en un lugar abierto y tenemos algo dulce, las abejas se nos acercan: primero una, luego dos y cuando menos nos lo esperamos estamos rodeados de abejas; parecería que se avisan dónde hay comida, pero ¿cómo le hacen?

La ciencia que se ha encargado de investigar los diferentes métodos de comunicación entre las especies se llama zoosemiótica, y ésta ha descubierto que los animales usan cuatro sistemas de comunicación: químico, óptico, táctil y acústico.

Ya en 1788 se hablaba de una posible comunicación entre las abejas, pero fue para 1973 que Frisch ganó el Premio Nobel de Fisiología y Medicina por explicar e identificar los diferentes “bailes de las abejas” con los que estos insectos se comunican, pudiendo dar a conocer a las otras abejas distancia, dirección, atracción, tipo y sabor del alimento.

El sistema de comunicación de las abejas ayuda a que la colmena funcione de manera adecuada, pues, al igual que con la comunicación humana, el adecuado flujo de información permite que las labores del grupo se realicen de forma eficiente y, por lo tanto, en favor de la supervivencia de la comunidad.

Pero ¿cómo se comunican las abejas, o por qué se le llama “baile” a su comunicación? Este nombre se debe a que las abejas realizan diversos movimientos específicos para dar información al resto de la colmena, y en muchas ocasiones esta información se da únicamente a las partes interesadas.

Cuando una abeja descubre alimento a más de 100 metros regresa a la colmena y, por medio de movimientos precisos, da a conocer a las demás la distancia a la que se encuentra y la dirección de la misma, teniendo como referencia la posición del sol. Además, por medio de aromas, las abejas sabrán qué flores son las que están generando néctar y cuáles no vale la pena revisar.

Esta comunicación ha hecho que las abejas sean una de las especies más organizadas y eficaces para generar sus recursos. Por esto mismo, se les ha usado como ejemplo para la organización de las instituciones humanas. Por supuesto, las personas tenemos un lenguaje y formas de organización mucho más complejas, pero aún así podemos aprender y aprovechar ciertas cualidades de la comunicación entre las abejas:

1. Para que una organización funcione toda la información que se comparta debe ser relevante, clara y precisa para la persona a quien le es útil. Las abejas comunican lo que necesitan para que sus compañeras lleguen a los recursos; nunca dan información extra o irrelevante ni tampoco omiten nada. En el caso de las personas, para que haya claridad también es importante fijarse en la forma de comunicar, pues la misma información puede ser transmitida de maneras diferentes, dependiendo del nivel académico, especialidad, edad y otros factores de los receptores.

2. Para la obtención de recursos y alimento las abejas obreras se comunican directamente con sus compañeras; no se van con la abeja reina, por ejemplo, o con los zánganos a transmitir la información. De igual manera, dentro de la organización no todos deben de recibir la misma información; es importante dar la información adecuada a la persona adecuada, para que dicha información sea realmente útil.

3. Mientras más precisa sea la información, será más provechosa para el fin que se le dé y facilitará su utilización.

Así que cuando veamos a varias abejas llegando a nuestro refresco, podemos comprobar que su comunicación realmente sigue funcionando, sin importar época del año o lugar físico: un verdadero ejemplo de productividad y comunicación efectiva en la naturaleza.

2 comentarios en “¿Cómo hablan las abejas?

  1. Como humanos sí somos capaces de elegir (a diferencia de los animales que actúan por instinto), lo interesante sería saber cuáles serían los motivos para abandonar un proyecto, negocio o empresa para iniciar otro. El seguir defendiendo (peleando por algo) o construir uno nuevo es en si una elección que hace cada persona. Si es correcta o incorrecta puede depender de las circunstancias en las que se tome dicha solución y muchas veces es evaluada de acuerdo al resultado final.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s