Giordano Bruno y el compromiso del emprendedor

“Donde la verdad está ausente, tampoco se encontrará el bien común, y un emprendimiento que sólo se fije en el bien particular y no en la colaboración social, atentará contra la vida en comunidad y contra la plenitud humana.”

Por Jesús Eduardo Vázquez

@jevamx

En el primer semestre de este año impartí un curso de filosofía de la naturaleza, por lo que me he empapado de cuestiones que atañen al cosmos microfísico, biológico y astrofísico. En este proceso me encontré con un personaje que desde hacía mucho tiempo venía llamando mi atención por razones diversas, pero al cual no había podido estudiar a profundidad: me refiero al filósofo renacentista Giordano Bruno (1548-1600); y, debo decir, no creo que vaya a salir de mi interés.

Fue tan controvertido en su época que, después de un juicio de 8 años llevado a cabo por la Inquisición italiana, murió en Roma quemado en la hoguera. ¿Los motivos? Bruno se expresó con convicción en una época y lugar en el que la libertad de pensamiento, expresión y creencias podía resultar en una falta gravísima que ameritaba la pérdida de la propia vida. Si bien, sus afirmaciones teológicas fueron las principales causas de su perdición, sus ideas cosmológicas, innovadoras en su tiempo, también tuvieron cierta influencia en ello.

Entre sus aportaciones más significativas al mundo de la ciencia encontraremos que él fue uno de los primeros hombres en afirmar que el sol es una estrella, una más del universo; también, se empeñó en expresar que nuestro universo es infinito; de igual manera, aportó evidencias sobre la relatividad del movimiento, mostrando que la Tierra no es estática; y no hay que dejar de lado su constante apoyo a Copérnico en cuanto a la teoría heliocéntrica. Estos aportes, que no son los únicos, pero sí de los más significativos –al menos en cuanto a la física-, eran negados con dureza en su época, pero en nuestro tiempo son parte del ideario común gracias al avance de las ciencias. Otras de sus afirmaciones están esperando su aceptación o rechazo formal, como es el caso de la posibilidad de vida en otros planetas.

He decidido escribir sobre este personaje porque considero que es un claro testimonio del sacrificio y tenacidad por aferrarse a las propias convicciones, lo cual es sumamente difícil, sobre todo cuando éstas van contra la corriente. Esta obstinación por defender lo que se cree algo esencial en la vida de aquellas personas que desean cambiar su entorno emprendiendo un proyecto específico. A continuación describo algunos aprendizajes que los emprendedores pueden obtener de la vida de este pensador.

Primero, Giordano Bruno fue un tipo open mind, lo que le permitió tener una visión más amplia sobre su realidad. Si por algo se caracterizó, fue por el hecho de nunca conformarse con lo que le presentaban como “El Conocimiento” (léase con el énfasis apropiado), sino que era capaz de dar lugar a dudas planteadas por él y por otros, considerándolas como vías válidas en la búsqieda de la verdad. Imaginemos un mundo en el que nadie se atreve a buscar alternativas o senderos distintos a los planteados… ¿sería el mismo que conocemos? Si nadie emprendiera algo distinto tan sólo porque los demás -con mentalidad cerrada- le indican que así no son las coas, la humanidad no habría logrado los grandes avances científicos, tecnológicos y sociales que tenemos. Si queremos soluciones distintas a las dificultades con las que nos topamos, necesitamos vías alternas, y para ello, requerimos perder el miedo a lo diferente o a lo que nunca se ha intentado. Precisamos una mentalidad abierta que ensanche nuestra visión de la realidad, del compromiso con nuestro entorno y de la forma de mover todo cuanto nos rodea.

Aunado a esto, en Bruno observamos un cierto obstinamiento con respecto a mantener y defender sus convicciones. Aunque es verdad que en el primer juicio -en Venecia- se retractó de algunas de sus afirmaciones para evitar la muerte, cuando fue absuelto, e inmediatamente reaprehendido, decidió nunca más retractarse, lo que llevó a la muerte en Roma. Siempre he pensado que las propias convicciones son algo sagrado, puesto que han sido el proceso del transcurrir de nuestra existencia –única e irrepetible-, por lo que luchar por ellas y con ellas es algo transcendente y plenificador. Los emprendedores necesitan de la firmeza en sus convicciones para no dejarse arrastrar por la corriente, sino navegar sobre ella, construyendo un mundo mejor. ¿Qué tan firme será un emprendimiento cuando las convicciones son débiles? ¿Podrán las convicciones con mutación habitual lograr estabilidad? Yo creo que no. Aquí cabe expresar que lo dicho no significa que nunca habrá momentos para cambiar de opinión, pero sí hay que señalar la estabilidad que da la firmeza en las propias convicciones.

Pero no sólo fue un tipo de menta abierta y firme en su pensamiento; Bruno también difundía con pasión sus ideas, a tal grado que dio la vida por ellas. Sus biógrafos expresan que era un tipo que buscaba espacios para presentar su doctrina, y que cuando tenía una oportunidad, ¡vaya que la aprovechaba! Incluso, cuando uno lee sus obras lo primero que percibe es esta pasión por explicar su razonamiento. De igual manera, un emprendedor debe apasionarse al explicar lo que hace, puesto que sólo así podrá contagiar a otros (ya sean clientes o colaboradores) para compartir su visión.

Por último, quiero señalar otra característica de Giordano de la que considero que los emprendedores de hoy deben apropiarse: dio la vida por la verdad. Ya hemos dicho que murió en la hoguera de la inquisición por sus ideas revolucionarias. Si bien, sus planteamientos teológicos son cuestionables, la noción del cosmos que expresaba eran verdaderos.

¿Y qué tiene que ver este sacrificio con el emprendimiento? Pensemos qué pasa en un proyecto donde la verdad no tiene cabida. ¿Hay estabilidad o firmeza? ¿Hay justicia? ¿Aporta algo benéfico al mundo? Definitivamente, donde la verdad está ausente, tampoco se encontrará el bien común, y un emprendimiento que sólo se fije en el bien particular y no en la colaboración social, atentará contra la vida en comunidad y contra la plenitud humana: somos seres sociales por naturaleza, por lo que precisamos aprender a vivir como tal.

En definitiva, Giordano Bruno es un personaje que tiene mucho que aportar a todos aquellos que desean comenzar algo –o que ya están en ello-, no sólo entorno al pensamiento filosófico, teológico o científico, sino también para el ambiente empresarial y social, porque su existencia ha sido un auténtico testimonio de esfuerzo y constancia, así como de aporte al mundo en el que vivimos. Su humillante muerte no fue en vano, no quedó tan sólo en una anécdota; fue un mártir de la libertad de expresión, pero, sobre todo, del amor a la verdad. Sus discípulos continuaron dando a conocer su mensaje, costó mucho trabajo, pero después de algún tiempo se le tomó en serio y se reconoció su genio y relevancia para la historia.

jesus-eduardo_arrobaeudoxa

2 comentarios en “Giordano Bruno y el compromiso del emprendedor

  1. Estuve unos años estudiando y trabajando en Roma y pasaba con frecuencia por Campo dei Fiori, el lugar donde fue quemado Giordano Bruno, algo que motivó una curiosidad por él, que se fue ampliando y alimentando según leía su vida, sus convicciones, su estar dispuesto a dar la vida por su libertad de pensamiento. No lo relaciono mucho con los emprendedores, sino más en general con esas personas que tienen una talla intelectual enorme y una entidad personal que la sustenta. Sus ideas avanzaron a su época. Su conciencia no pasa en el tiempo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias por el comentario, Antonio! Definitivamente, como tú bien lo comentas, Bruno es un personaje icono para la vida intelectual, a pesar de lo poco conocido que pareciera ser. Dado que parte del público objetivo de este blog es el cosmos emprendedor, quise presentar a Giordano como un personaje con virtudes y actitudes que aportan un valor al mundo, a todo aquél que desea cambiar las cosas o proponer algo en su entorno, ya que él mismo lo hizo.
      Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s