¡Al agua, patos!

“El agua potable disponible que tenemos para consumo es poca, pero por una falta de estructura y planeación, no por escasez ni por un cambio climático.”

Por Natalia Kiehnle

No es raro escuchar en los medios de comunicación que los políticos están vueltos locos porque “hay escasez de agua en la Ciudad de México”. Tan sólo en el 2015 se registraron más de 30 conflictos entre políticos y partidos con respecto a este tema.

Pero a mí me brincaba siempre algo: en la Ciudad de México ¡llueve muchísimo! Tanto que las inundaciones son famosas, conocidas y documentadas. Para ser más exactos, según el INEGI, al año caen sobre la ciudad 1,100 millones de litros, es decir, 340 litros de agua por habitante.

¿Cómo puede ser que en una ciudad donde llueve tanto, 1 de cada 3 familias no tenga acceso al agua y tenga que pagar por el servicio de una pipa mensualmente?

¿A dónde se van todos estos litros?

La respuesta es deprimente: de acuerdo con Nuria Merce Ortega Font —miembro de la Coordinación de Asesores de la Dirección General de la Conagua—, 72 por ciento se evapora; 14 por ciento se va al caño, 4 por ciento se queda en aguas superficiales (los pocos ríos o lagos que no hemos entubado) y únicamente el 11 por ciento se filtra hacia los mantos acuíferos que conforman nuestra agua renovable.

¿La qué? El agua renovable de una región es la cantidad máxima de este líquido que se puede explotar anualmente y que se vuelve a concentrar gracias a la lluvia. Obviamente una ciudad con más de 20 millones de habitantes no consume únicamente el 11 por ciento de la lluvia que cae. Más de la mitad del agua que consumimos se extrae de las propias cuencas del Valle (razón por la cual cada 10 años nos hundimos 1 metro) y otra partecita (20 por ciento) se importa de los sistemas Lerma y Cutzamala. Pero de ese 20, casi el 45 por ciento se pierde por fugas en las tuberías.

Entonces, ¿realmente nos hace falta agua o más bien nos hacen falta políticas públicas que garanticen el buen aprovechamiento de la cantidad absurda de agua que tenemos?

La realidad es que hay muchísimas ONGs dedicadas al tema del agua y si ustedes googlean, encontrarán que todas dicen lo mismo: la mejor solución para el problema de escasez en la Ciudad de México es la captación pluvial. Así, de paso, ayudamos a evitar inundaciones.

¿Es una política que el Gobierno de Ciudad de México va a implementar? Quizá, pero no parece que vaya a suceder pronto, así que depende de nosotros implementar proyectos que resuelvan nuestro problema.

El Cidecalli —promotor y gestor de servicios medioambientales— calcula que 3 por ciento del agua de lluvia que cae cada año en el país alcanzaría para suministrar de agua limpia a 13 millones de personas, 50 millones de animales o hidratar 18 millones de hectáreas de cultivo.

¿Cómo es posible que solo con buscar “captación de agua pluvial” Google arrojara más de 200 mil resultados, pero el gobierno de nuestra ciudad no haya sido capaz de implementar soluciones eficaces para este problema?

En este post voy a compartirles tan sólo dos de las miles de opciones que existen para aprovechar la precipitación pluvial en el hogar, escuela o trabajo, elaboradas por estudiantes: la primera, Isla Urbana, que fue propuesta como tesis de licenciatura, y la segunda, Ecomuro Cisterna, fue finalista en Google Science Fair 2012.

La única desventaja que le veo a estos proyectos es que el agua que se recolecta no es apta para beberla directamente, pero siempre existe la opción de hervirla o desinfectarla y voilá.

La propuesta de Isla Urbana, consiste en un sistema de captación de agua de lluvia de bajo costo. Mediante este proyecto, en cada tormenta en promedio se obtienen de 100 a 200 litros de lluvia, el equivalente a tener llena la cisterna durante 6 meses con esta agua. Posteriormente es  clorada, y pasa a través de un filtro de sedimentos y otro de carbón activo.

isla_urbana_260713

Hasta ahora la organización ha cosechado más de 29 millones de litros de agua de lluvia e instalado 725 sistemas, que han beneficiado a más de cinco mil personas.

Si están interesados en el proyecto, los invito a que se metan a la página y pidan información, son muy accesibles y responden rápido.

El segundo proyecto es mucho más casero, Ecomuro Cisterna (México) o Ekomuroh2o (Colombia). Utilizando 54 envases PET reutilizados de 2.5 litros de capacidad interconectados entre sí, se construye un muro que conforma un depósito de agua vertical, compacto  y  resistente a las presiones del líquido, que ocupa un mínimo de espacio y tiene una capacidad de 162 litros.

ekomuro

Las botellas de la base filtran el agua a base de grava, carbón mineral, arena y algodón (o, depende el uso que se le quiera dar, con cloro).

Finalmente, quiero compartirles un reportaje elaborado por Reforma sobre Casa del Agua en la Roma, quienes convirtieron su sistema de captación de agua pluvial en un negocio:

Conclusión: sí, el agua potable disponible que tenemos para consumo es poca, pero por una falta de estructura y planeación, no por escasez ni por un cambio climático.

De toda el agua potable en el mundo (que equivale a menos del 2 por ciento) que hay anualmente, todos los seres vivos utilizamos menos de la mitad.

Utilicemos la tecnología y herramientas que tenemos a la mano para innovar y aprovechar los recursos (abundantes) que hay a nuestro alrededor, y no caigamos en compartir noticias y cifras amarillistas y escandalosas que no llevan a nada.

natalia-arrobaeudoxa

4 comentarios en “¡Al agua, patos!

  1. Documentación existe, voluntad no estoy seguro. Sería extraordinario que se replicaran este tipo de proyectos auto sustentables pero sin provocar caer en la privatización de este derecho universal del acceso al agua. ¿En que redes sociales te podemos seguir Natalia? Gracias.

    Me gusta

    1. Gracias por tu comentario, Anuar!

      Desafortunadamente no soy mucho de redes sociales, pero iré trabajando en eso poco a poco y ya les avisaré.

      Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s