El privilegio de saber [realmente] leer

“Leer es una actividad valiosa en sí misma, pero que, además, nos ayudaría entender mejor al otro.”

Por Chloé Nava

Saber leer es un privilegio, pues, más allá de descifrar y entender textos útiles para nuestra vida cotidiana, es una actividad que incita nuestra inteligencia. Nos comunicamos de muchas maneras, pero no siempre es para transmitir un mensaje práctico. La utilidad del mensaje no siempre es lo principal en el comunicado. Un poema, por ejemplo, no responde necesariamente a un fin; expresa un estado del alma, forma parte de una reflexión humana valiosa por sí misma. El estado de consciencia alcanzado por el poeta a través del poema y transmitido al lector no es útil, sino valioso para su desarrollo como ser humano.

LEER MÁS: ¿Para qué sirve leer literatura fantástica?

El efecto que la lectura tiene en el hombre no puede ser visto como “útil” porque no todo texto enriquece el espíritu de la misma manera. La utilidad va ligada a una idea completa e unívoca de lo que es y debe ser el hombre, una idea terminada de lo que debe tener su espíritu. Pero todos somos únicos y poseemos voces personales. El poeta revela de una manera que le es particular una forma de acceder al mundo y a su propio espíritu, un camino antes inexplorado que entendemos porque en tanto que somos humanos podemos empatizar con su palabra. Y aunque a lo largo de la historia los poetas se han dicho herederos de algún otro poeta o de una civilización extraordinariamente rica culturalmente, al final cuentan el mundo como nadie lo había hecho antes. Por lo que medir la utilidad de estos relatos resulta difícil y casi absurdo. En un mundo donde debemos cuantificar prácticamente todo, evitar perder el tiempo, convertir cada esfuerzo en una ganancia, la poesía difícilmente encuentra un lugar.

LEER MÁS: Para evitar la depresión post-libro

Y es justamente por eso que leer es una actividad extremadamente importante, pues sólo así podremos luchar contra esta idea de que cada segundo debe ser transformado en dinero. Y eso no la hace exclusivamente útil, aunque puede decirse “buena” por lo que inspira y las cualidades que nos hace descubrir, la lectura es ante todo un placer y lo placentero se hace simplemente porque se disfruta.

Saber leer es un privilegio porque nos da acceso a un universo fuera de este mundo sin tener que abandonarlo. Nos permite ver situaciones que en nuestra vida difícilmente podríamos vivir y empatizar con una gran diversidad de personas de ideas, lugares, tradiciones, idiomas, vivencias diferentes. Tenemos el privilegio de viajar a través de tantas mentes, del tiempo, de culturas y lugares que cuando volvemos a nuestra vida no podemos evitar buscar los puntos de conexión entre lo leído y lo vivido.

LEER MÁS: Entre literatura, matemáticas y oficina

Cuando una historia nos gusta no se pierde en el fondo de nuestra memoria, tendemos a dejarla “a la mano”; sin darnos realmente cuenta asociamos la ficción con lo real. Lo que al inicio parece producto sólo de la imaginación se presenta como algo más cercano a nuestra realidad. Y si hablo sólo de lectura y no considero aquí el mundo del cine es porque a través del libro tenemos la ventaja de poder seguir los personajes en el más mínimo detalle a una velocidad más cercana a nuestra manera de pensar. Podemos entrar y salir de ese universo en un ritmo diferente que permite y favorece la reflexión. Las palabras tienen un efecto especial en nosotros, diferente al de las imágenes; con ellas ejercemos nuestra imaginación y nuestra capacidad de representación. Al leer buscamos en nuestra memoria imágenes, sentimientos, olores, colores, sonidos, etc. ya vividos y los enriquecemos involuntariamente, por el placer de leer.

Leer no sirve de nada, estrictamente hablando, más que para hacernos felices. Leer es una actividad valiosa en sí misma, pero que, además, nos ayudaría entender mejor al otro. No siempre podemos imaginarnos lo que pasa en mentes diferentes a las nuestras, ni podemos generar empatía con los demás. Pero el hecho de conocer nuevos mundos nos da la oportunidad de acoger y entender mejor lo nuevo.

chloe nava

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s