¿Es realmente el mexicano un hijo de la Chingada?

Por: Regina Oviedo

Antes de empezar a exponer las ideas de este post, quiero pedirle, querido lector, que no se sorprenda del uso de una palabra que todo mexicano ha usado. No es por falta de respeto el hecho de plasmarla en esta publicación, sino como resultado de una breve reflexión sobre parte del capítulo “Los hijos de la Malinche” de la obra El laberinto de la soledad de Octavio Paz.

La propuesta de Paz es una respuesta a preguntas que nos han perseguido como mexicanos a lo largo de nuestras vidas: ¿Por qué el mexicano no se reconoce a sí mismo? ¿Es que no sabe quién es, o más bien busca esconder su ser y volverse solitario?

Sorprendentemente, las respuestas a estas preguntas se reflejan de una manera muy completa en el uso de la palabra `Chingada´. Antes que nada es de notar que `Chingada´ está escrita con la primera letra en mayúscula porque hace referencia a una persona. “¡Viva México, hijos de la Chingada!” gritamos con fuerza cada 15 de septiembre como grito de guerra reconociendo nuestra patria ante los demás, irónicamente sólo la reconocemos en estas fechas.

El significado de la Chingada es la madre que fue violada y, por tanto, el `hijo de la Chingada´ es aquél que fue engendrado como producto de una violación. La deshonra y el coraje se hacen presentes. Todo aquél nacido de mujer, de aquella que fue sometida por debilidad, es un `hijo de la Chingada´.  Por supuesto esta tesis se remite principalmente a tiempos de la Malinche en donde las indias eran violadas por los españoles. Nuestra cultura prehispánica fue violada. El coraje, la ansiedad y la angustia del mexicano reside a la violencia aplicada a su madre y la superioridad que el hombre le impone cuando se hace llamar `su padre´.

El mexicano no quiere ser, por tanto, ni mestizo, ni indio, ni español. Ser indio implicaría ser parte de aquellos a los que sometieron, ser español implicaría reconocernos como los agresores y ser mestizos es ser parte de ambas, por lo que la respuesta es reprimir sus sentimientos y evita hablar del tema. El problema de lo anterior es que no se sabe reconocer a sí mismo y por eso su progreso es impedido. Por tanto resulta que nuestro miedo y nuestra reserva ante otros se da por hacer recuerdo de nuestro pasado y reconocernos en nuestra historia como hijos de la Chingada, hijos de un acto de sometimiento.

Lo que propone Paz, y estoy de acuerdo con él, es reconocer como mexicanos nuestra historia, pero al tiempo que sabemos superar esos fantasmas que nos nublan la vista. Sí somos mexicanos y eso implica una mezcla de culturas. Para poder mejorar debemos reconocer nuestra condición y no hacerla a un lado o reprimirla como lo hacemos hasta que llegan las fiestas y el alcohol, en donde reconocemos nuestra nacionalidad con orgullo. Seguiremos siendo `hijos de la Chingada´ mientras no aprendamos a reconocer y a actuar como los mexicanos que somos, procurando buscar la prosperidad de nuestra nación y no sólo el propio.

LEER MÁS: Somos herederos, no esclavos.

No necesitamos volvernos solitarios por estar huyendo de los demás si aprendemos a reconocernos como lo que somos. La Reforma fue el momento de independizarnos de los españoles al tiempo que nos reconocíamos diferentes a los indígenas. Desde esa guerra ya somos mexicanos, sólo nos falta aceptar nuestro pasado y no dejar que nos afecte de forma negativa. Podemos dejar atrás ese camino de soledad y mejor, tomar las vías que hagan de México una gran nación.

Este post fue publicado originalmente en diciembre de 2012.

 

3 comentarios en “¿Es realmente el mexicano un hijo de la Chingada?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s