Sentir la oportunidad, no la carencia

Fotografía: Herzog & de Meuron

Por: Alberto De Legarreta

Cuando vemos un cuarto vacío, nuestro impulso no es quejarnos de su carencia de muebles, sino que disfrutamos de su espacio e imaginamos cómo lo llenaríamos a nuestro gusto y de manera que nos agradara más. Vemos la oportunidad.

Hace unos días circuló por las redes sociales y se publicó en el periódico Milenio una nota que dice que en Japón está probando un nuevo modelo educativo en sus jóvenes que el autor pinta como muy avanzado y competitivo. La veracidad de esta información es muy dudosa (y quien haya escrito la nota claramente no conoce la cultura japonesa), pero lo que me importa señalar aquí es el uso que se le dio a la misma: desprestigiar lo mexicano. La nota se mofa cínicamente de nuestros estudiantes y critica el modelo educativo mexicano.

Desgraciadamente, esta práctica de alabar lo extranjero y repudiar lo propio es muy común en el medio culinario nacional. No estoy hablando de la cocina mexicana, que todos apreciamos en alta estima, sino del trabajo de chefs y emprendedores del sector de alimentos y bebidas. En general nos quejamos de la falta de profesionalismo, peleas internas, poca innovación y pobre posicionamiento de la cocina mexicana a nivel internacional.

LEER MÁS: Somos herederos, no esclavos

Tenemos glorificada a España en materia culinaria y cuando hablamos de su cocina de vanguardia, volteamos a ver con desprecio a la nuestra. Un chef mexicano se presenta en Madrid Fusión y tiramos la casa por la ventana con felicitaciones y con el pecho hinchando de orgullo nacionalista. Lo que no vemos es que el evento fue duramente criticado por la prensa y los blogueros españoles, quejándose de que su calidad se ha perdido, de que los grandes chefs compartieron escenario con presentadores de vergüenza, de que lo más popular fue un puestito de hot dogs…

No pretendo sino señalar que somos muy prontos para reconocer el éxito extranjero y para despreciar lo mexicano cuando lo comparamos. Es una práctica que debe cesar. Nos mina el entusiasmo, nos llena de envidias y de desprecio a lo que tenemos. Las comparaciones con otros países no deberían hacerse con la expectativa de que México siempre estará retrasado, impedido, obsoleto. Las comparaciones pueden señalarnos carencias o necesidades, pero es algo que no debe amargarnos.

Lo que nos falta es dar el paso siguiente: detectada la carencia, debemos ver la oportunidad que ésta representa. Ya antes en este blog hemos hablado del papel del emprededor y del visionario, que es justamente ver una oportunidad gloriosa donde existe una gran necesidad. ¡Tenemos que cambiar de enfoque!

Si todavía tenemos muy pocos innovadores en materia culinaria mexicana, ¡estupendo! Eso significa que tenemos espacio para muchos más.

Si todavía no existe una cocina de vanguardia mexicana, ¡fantástico! Contamos cero restricciones para experimentar, equivocarnos, volver a experimentar y conseguirla.

Si nuestra educación es tan mala y las escuelas de gastronomía tienen tan malos programas de estudio, ¡qué oportunidad tan buena es para entrar en ese mercado tan aparentemente competido!

LEER MÁS: Urgente: se buscan emprendedores culturales.

Si en México la cultura de servicio es pobre y la atención en restaurantes sufre en consecuencia, ¡qué fácil es distinguir al negocio propio con una capacitación adecuada en servicio!

Los invito a que la próxima vez que tengan el impulso de quejarse de lo propio, sientan esa indignación como una señal de que algo puede hacerse, algo puede mejorarse y de que ustedes pueden hacerlo. Siéntanlo como un cuarto vacío.

2 comentarios en “Sentir la oportunidad, no la carencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s