El poder motivador de un propósito masivo transformador

Por Alison E. Berman

Erradicar enfermedades, dominar el vuelo, comunicación global casi instantánea, llegar a la luna: los humanos hemos desarrollado el gusto de hacer lo imposible, posible.

A pesar de que seguimos enfrentándonos a una lista desalentadora de retos globales, hemos aprendido que la ciencia y la tecnología pueden crear soluciones grandiosas. Sin embargo, los avances asombrosos no suceden porque sí. Es necesario tener equipos de personas brillantes y dedicadas pensando el problema día y noche; es necesario tener una motivación enorme, mucho esfuerzo y uno que otro fracaso.

Para resolver nuestros más grandes problemas, necesitamos personas que tomen la responsabilidad de hacer grandes tareas, pero ¿qué lleva a una persona a iniciar un proceso tan difícil e incierto y comprometerse con él? Hay un secreto para motivar a individuos y equipos a hacer grandes cosas: se llama propósito.

Querer resolver grandes problemas añade propósito y significado al trabajo. Nos da una razón irresistible para levantarnos de la cama y enfrentar un día más. A Peter Diamandis le gusta decir “Encuentra algo por lo que morirías y vive para ello”.

Mientras más nos organizamos alrededor de un propósito masivo transformador, con más ahínco trabajaremos. Mientras más dedicamos estemos, más rápido podremos resolver los grandes problemas y —probablemente lo más importante— más satisfechos nos sentiremos del trabajo que realizamos.

Este artículo explora las ideas que hemos aprendido de algunos de nuestros pensadores favoritos que han hecho un MTP y cómo puedes encontrar e implementar el tuyo.

Los movimientos sociales, las organizaciones de crecimiento rápido y los asombrosos avances en ciencia y tecnología tienen algo común: son subproductos de un propósito unificador y profundo, que lleva por nombre: Propósito Masivo Transformador (MTP, por sus siglas en inglés).

Entendiendo el Propósito Masivo Transformador (MTP).

En 2014, Salim Ismail publicó Organizaciones Exponenciales en coautoría con Mike Malone y Yuri van Geest. En el libro, el equipo analizó las 100 organizaciones de más rápido crecimiento y sintetizaron sus rasgos clave. Descubrieron que cada una de las compañías de la lista tenía un propósito masivo transformador.

De manera simple, un MTP es un “lema altamente inspirador” para un individuo o un grupo, compañía, organización, comunidad o movimiento social. Es una audaz y gigantesca declaración de propósito.

Masivo: audazmente grande y aspiracional; Transformador: puede ocasionar una transformación significativa en una industria, comunidad o en el planeta; Propósito: hay un por qué claro detrás del trabajo realizado, algo que une e inspira a la acción.

Elon Musk y SpaceX son un buen ejemplo para entender los MTPs. Musk no fundó SpaceX para tener una jubilación lujosa en Marte o simplemente por el hecho de construir la compañía aeroespacial más rentable. Sus aspiraciones se basan en la creencia de que los humanos deben convertirse en una especie multiplanetaria, y construyó su propósito con base en esto.

El MTP de SpaceX de revolucionar la tecnología espacial y habilitar a las personas a vivir en otro planeta crea un propósito aspiracional que se comparte en la organización. Hay que tomar en cuenta que el MTP de SpaceX es:

  • Enorme y aspiracional
  • Claramente focalizado
  • Único para su organización
  • Aspira a una transformación radical
  • Orientado hacia el futuro

Los MTP no son representativos de lo que es posible hoy; son aspiraciones y ponen su foco en crear un futuro diferente.  Este elemento aspiracional es lo que enciende la pasión en los individuos y en los grupos; es lo que logra que las mentes y corazones de las personas trabajen para alcanzar esa meta.

“Realmente no tengo otro motivo para seguir acumulando bienes, más allá de hacer la más grande contribución que pueda para crear una especie multiplanetaria.”

El MTP de SpaceX ha resultado tan eficiente que ha detonado un cambio cultural incluso fuera de la compañía, lo cual es un efecto secundario de tener un MTP fuerte.

Otros ejemplos que muestran Ismail, Malone y van Geest en su libro incluyen las filas masivas que se forman año tras año cuando Apple saca un nuevo iPhone o la enorme lista de espera para obtener un asiento en la conferencia anual de TED.

Los MTP pueden inspirar a comunidades enteras.

Cuatro ejemplos de poderosos propósitos masivos transformadores

Lee estos ejemplos y trata de identificar cómo cada uno cumple a cabalidad con el significado de MTP:

  • TED: “Ideas worth spreading” → Ideas dignas de difundirse
  • Google: “Organize the world’s information” → Organizar la información del mundo
  • X Prize Foundation: “Bring about radical breakthroughs for the benefit of humanity” → Provocar avances radicales en beneficio de la humanidad
  • Tesla: “Accelerate the transition to sustainable transportation” → Acelerar la transición a una movilidad sostenible

Con suerte, esto nos ayudará a entender qué es un MTP. Sin embargo, hay otros tipos de mensajes motivadores, ¿cómo los podemos distinguir?

Un MTP no es:

  • Sólo el enunciado de la misión de la empresa
  • Una tecnología específica o estrechamente enfocada
  • Una representación de lo que es posible hoy en día
  • Motivado únicamente por ganancias
  • Solamente una gran meta o una “meta grande, peluda y audaz” (debe tener un propósito como guía para crear un impacto transformador).

Un MTP exitoso puede ser parafraseado en forma de pregunta. Esta pregunta puede, entonces, usarse para evaluar las decisiones organizacionales y revisar si éstas se alinean al MTP. Por ejemplo, si la organización TED duda respecto a alguna plática, se puede preguntar: “¿Es ésta una idea digna de difundir?”

Las ventajas competitivas de un MTP

Tener un Propósito Masivo Transformador puede traer resultados increíbles, que es a lo que tienden todas las organizaciones de rápido crecimiento.

La calidad aspiracional de un MTP empuja a los equipos a priorizar el pensamiento crítico, las estrategias de rápido crecimiento y la agilidad organizacional —y todo esto tiene pagos sustanciales a largo plazo.

Así como el MTP engancha la pasión de la organización, también impulsa a la comunidad, fuera de la compañía, a compartir dicho propósito. Esto tiene un increíble efecto secundario al atraer y retener al mejor talento que busca encontrar una misión en su trabajo y mantenerse motivado por una causa.

Además, cuando la gente está alineada a un propósito, se crea un bucle de retroalimentación positiva, mediante la canalización de la motivación intrínseca hacia el propósito compartido.

Finalmente, como una estrella polar, un MTP mantiene todos los esfuerzos enfocados y alineados, lo que ayuda a las organizaciones a crecer ordenadamente. Mientras las organizaciones evolucionan y escalan, el MTP se convierte en un estabilizador para los colaboradores en su trayecto por ese nuevo territorio.

Cómo se empieza a construir un MTP

Peter Diamandis menciona dos áreas en las que debes enfocarte para identificar tu propósito:

  • Identifica quién eres:  Pregúntate a quién quieres impactar, qué comunidad quieres crear o en la que quieres generar un impacto positivo: ¿estudiantes de preparatoria?, ¿adultos mayores?, ¿personas sufriendo alguna enfermedad?. Estos son sólo ejemplos de grupos en los que puedes enfocar tu propósito.
  • Identifica el qué: ¿Qué problema quieres tomar y resolver? Aquí hay un ejercicio de Diamandis para identificar el “qué” de tu propósito.

a)  Escribe las tres cosas que más te emocionan o que más te sacan de quicio (y que quieres resolver).

b)  Por cada uno de esos tres problemas, realiza las siguientes seis preguntas y califícalas del 1 al 10.  (1=poco; 10=mucho)

PREGUNTAS DE EVALUACIÓN

1.  Si al final de tu vida lograste hacer un cambio significativo en esta área, ¿qué tan orgulloso te sentirías?

2.  Teniendo en cuenta los recursos que tenemos hoy en día, ¿qué nivel de impacto podrías hacer en los próximos tres años si resolvieras este problema?

3.  Teniendo en cuenta los recursos que esperas tener en 10 años, ¿qué nivel de impacto podrías hacer en los tres años subsecuentes?

4.  ¿Qué tan bien entiendes el problema?

5.  ¿Qué tanto te emociona o qué tanto te saca de quicio este problema?

6.  ¿Este problema se solucionará incluso si no te involucras?

TOTAL: Suma tus puntos e identifica la idea con la más alta puntuación. Esa es tu ganadora por ahora. ¿Te sientes bien con este resultado?

Ya tienes un MTP, ¿qué sigue?

Realizar un MTP requiere un tipo de pensamiento diferente. Requiere una mentalidad y un ambiente laboral que se inclinen hacia los problemas complejos y hacia el reto de pensar en grande, muy en grande.

SpaceX no está en dónde está ahora por enfocarse en mejorar sólo en un 10% la tecnología aeroespacial, así como el carro autónomo de Google no es fruto de una meta de mejorar sólo en un 10% la experiencia de manejo.

Pensar al 10% conduce a un avance gradual, pero no a lograr que lo imposible se vuelva posible —como mandar gente a la luna.

A través de la historia hemos aprendido que pensar radicalmente en grande es lo que puede conducir a este tipo de avances.

Tienes la receta para crear tu propio Propósito Masivo Transformador que empuje, a ti y a tu organización, al siguiente nivel de desempeño e impacto, así que ¡manos a la obra!

Descarga un checklist para escribir tu propio MTP y comparte tus ideas con nosotros en @singularityhub.

———————————————————————————————————————–

Este texto, escrito por Alison E. Berman, fue publicado en Medium y traducido al español por el staff de Eudoxa. Puedes leer el original, en inglés, aquí.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s